null: nullpx

Real Madrid no se dejó del Barça: perdía 2-0 y acabó ganando 3-2 al Villarreal

El canterano merengue Morata se vistió de héroe nuevamente en un juego crucial tras la derrota ante el Valencia a media semana.
26 Feb 2017 – 05:00 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

‘Así, así, así gana el Madrid’, suele corearse cuando el Real Madrid se vale de agallas y casta ganadora para remontar ante la adversidad.

Con su victoria en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid, el Barça se ponía a tiro de piedra por el liderado de La Liga (más, tomando en cuenta la caída del Madrid en Mestalla el miércoles). Así las cosas, Zidane no podía permitir que a sus chicos les faltara intensidad.

Pero intensidad fue justo lo que les faltó por más de 60 minutos. El Villarreal, que es un equipo de mucho cuidado, ganaba 2-0 gracias a los tantos del mediocampista español Manu Trigueros y del nueve africano Cedric Bakambú, que es un crack y debería ficharlo un club grande ya.

Entonces el míster ‘Zizou’ hizo el cambio clave: sacó a Casemiro, el pivote defensivo, y metió en su lugar a Francisco Alarcón, ‘Isco’, cuya magia lo haría titular indiscutible en cualquier otro club. Pero no en el Madrid.

Inmediatamente, las cosas cambiaron para 'La Casa Blanca'. Alarcón abrió en los linderos del área para Dani Carvajal, quien alzó un servicio conectado por la frente de Gareth Bale: 2-1, señoras y señores.

Entonces vino la polémica. Al Villarreal le pitaron un penalti en contra por una mano muy similar dentro del área a la que no le pitaron al Barça cuando Gérard Piqué denunció la existencia de un complot contra los blaugranas. La cuestión, como siempre, estuvo en la intención ¿fue o no mano deliberada?

Loading
Cargando galería

El deber de CR7, sin embargo, no es juzgar las marcaciones arbitrales, sino tomar la responsabilidad de convertir desde los once metros. Así hizo el líder del Madridismo para poner las tablas en el marcador.

¿Quién sino Marcelo para acudir al rescate de los merengues cuando la cosa se pone fea? El brasileño alzó un servicio magnífico rematado a boca de jarro por Morata. El chico pide más minutos y más confianza a punta de anotaciones.

Con un juego pendiente ante el Celta, el Madrid sigue de líder de la clasificación con 55 unidades por las 54 del FC Barcelona. La Liga de las Estrellas está más encendida que nunca.


Reacciona
Comparte
Publicidad

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL