null: nullpx
Opinión Deportes

Raúl Méndez | Pepinazo del 'Vasco'

El mexicano no evitó el descenso aunque sí logró reivindicarse en el futbol español.
21 Jul 2020 – 05:10 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

Leganés estaba condenado al descenso por su terrible inicio de temporada en una liga que no perdona tan pobre rendimiento a un pequeño.

Pasaron tres entrenadores por el timón pepinero. Con el argentino Mauricio Pellegrino consiguieron dos puntos en nueve jornadas y Luis Cembranos en su rol de interino aportó tres unidades en tres juegos.

Javier Aguirre tomó al Lega en el último lugar con esos devastadores cinco puntos, a seis de la salvación que entonces marcaba el Mallorca.

Sorprendió el regreso a la Liga del Vasco porque seguía en curso el proceso legal que lo involucraba en el presunto amaño de partido que evitó el descenso del Zaragoza tras derrotar al Levante en 2011.

En el organigrama del Leganés figuraba el scout internacional Juanjo Lorenzo, con quien Aguirre coincidió en Osasuna. Esa fue la conexión que lo llevó al equipo madrileño.

El mexicano no evitó el descenso aunque sí logró reivindicarse en el futbol español y no por el asunto legal porque la justicia falló en su favor y del resto de los imputados.

El Vasco recuperó su prestigio porque demostró su capacidad para hacer casi posible lo imposible. El sueño se mantuvo hasta la última jugada en ese postrero tiro de Óscar que no encontró el arco como destino anhelado para la salvación.

Si hubiera una clasificación por las veintiséis jornadas que dirigió Aguirre, el Lega ocuparía el lugar trece por encima de Espanyol, Mallorca, Alavés, Valladolid, Éibar, Betis y Celta.

Mucho mérito en un equipo que sufrió los riesgos propios de un chico. Sus máximos goleadores se fueron atraídos por los grandes. El marroquí En-Nesyri por la cláusula de rescisión que pagó el Sevilla y luego el danés Martin Braithwaite fue fichado por el Barcelona ante la baja por lesión de Dembélé.

Fueron víctimas hasta de la misma normativa de la Liga que permitía reemplazar un jugador por lesión fuera de los tiempos permitidos al Barcelona, pero prohibía al Leganés encontrarle sustituto a Braithwaite.

En-Nesyri se marchó en enero, Braithwaite un mes después. Afrontaron los últimos catorce juegos sin su dupla goleadora sobre la que estaba construido el proyecto en primera división.

Sin el gol, Aguirre mantuvo el bloque compacto ultra defensivo para limitar los tantos permitidos con línea de cinco, otros cuatro pegaditos y un cazador fortuito que encontró en Óscar, al adelantarlo desde el mediocampo hasta que el canterano cedido por Real Madrid se lesionó sospechosamente, como sugirió el propio estratega mexicano, cuando llevaba tres jornadas consecutivas marcando.

Óscar fue reservado en la banca por algunas molestias frente al Granada en la jornada 31 pero debió ingresar a los veintidós minutos porque el delantero argentino Guido Carrillo se lesionó. Para el segundo tiempo salieron sin Óscar que se resintió y no volvería hasta la última jornada.

Sin el canterano de la Fábrica, el joven Avilés se estrenó como goleador en primera; Silva, Guerrero y Assalé marcaron su primer gol de la temporada y el capitán Rubén Pérez convirtió por primera vez desde 2013.

En la cuenta bancaria del Leganés estaban los casi 45 millones de euros ingresados por la venta de sus delanteros y en la cancha pepenaron sin encontrar el único gol que les hizo falta para el obrar el milagro.

Con tantas vicisitudes lo hecho por Aguirre no alcanzó para eludir el descenso mas el respeto y la credibilidad que ganó no tienen precio.

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés