null: nullpx
Barcelona

Koeman, se queda

Lo que ha hecho Koeman es admirable en una temporada que parecía perdida: logró recuperar de alguna forma a Messi.
10 Feb 2021 – 03:13 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

En el peor momento el FC Barcelona tomó la mejor decisión al elegir como entrenador a Ronald Koeman. Corrijo, antes de irse Josep María Bartomeu acertó en la elección del director técnico.

Intentaron traerlo sin éxito a principios del 2020 pero prefirió mantenerse al frente de su selección que iba a disputar la Euro, por lo que el Barça debió sacar de entre las vacas a Quique Setién y, quién sabe, tal vez el desastroso desenlace de la temporada pasada se hubiera evitado y otro sería el presente.

El neerlandés ha debido sortear lo que ningún entrenador hubiera imaginado en el club como que Lionel Messi intentara activar una cláusula de salida, harto de la terrible gestión deportiva incapaz de acertar en los refuerzos necesarios para competir especialmente en la Liga de Campeones.

Quién iba a pensar que teniendo a Messi el club estaría atravesando por un momento de inestabilidad institucional cuya transición apunta hacia rumbo desconocido porque en marzo se realizarán las elecciones presidenciales, se desconoce el futuro de su capitán que finalizará contrato en el verano y lo único cierto es que seguirán arrastrando por un tiempo la austeridad en materia de fichajes.

Y lo que ha hecho Koeman es admirable en una temporada que parecía perdida. Logró recuperar de alguna forma a Messi, enganchado a un equipo sin refuerzos que ya muestra signos sólidos de progreso pese a adversidades como las lesiones de Gerard Piqué y Ansu Fati.

Por el contrario, la irrupción de jóvenes como Ronald Araujo y Pedri, sin olvidar el paso al frente que ha dado Frenkie de Jong en protagonismo, deben ser atribuibles al entrenador.

De haber conquistado la Súpercopa española hubiera sido tangible la buena gestión de quien fuera el héroe de la primera Copa de Europa en la historia blaugrana. En el resto de las competiciones el peor FC Barcelona de los últimos años sigue vivo. Segundos en la Liga, en semifinales de Copa del Rey y en Octavos de Final por la Orejona.

En su papel de estratega, Koeman ha ratificado las condiciones que lo hicieron referente en el campo en el Dream Team de Johan Cruyff como el líder de la defensa diseñada para atacar. En su carrera, Koeman hizo casi 250 goles y el cobro de penal, hoy el dolor de cabeza de los culés, era una de sus especialidades.

Como entrenador su idea de juego distaba del famoso modelo Barça y se distinguió por ser más moderado en aras del equilibrio y por su mano dura para imponerse a los jugadores que suelen mover el vestidor.

Después de insistir con el 4-2-3-1 con el que comenzó su era en el FC Barcelona, Koeman volvió a las bases con el tradicional 4-3-3. Conceptos como la presión y las transiciones son mejor ejecutadas en un equipo rejuvenecido en el que existe la disposición para hacerlo.

No se tienta el corazón para armar las alineaciones o como cuando aceptó la marcha de Luis Suárez porque no encajaba en su proyecto. Asume las consecuencias de sus decisiones. Igual de congruente lo es al manifestar públicamente sus ideas porque, como ya lo recalcó, “si no puedo decir lo que pienso, traigan a otro entrenador”. No es de aquellos alineados que ante un micrófono optan por lo políticamente correcto o prefieren guardar silencio.

Hasta Víctor Font, uno de los tres candidatos a la presidencia del club, cuyo plan es traer a Xavi como su entrenador si resulta triunfador ya aceptó que, dependiendo cómo finalice la temporada, consideraría la continuidad del actual estratega.

Tal vez en las sombras el FC Barcelona tiene como única certidumbre a Ronald Koeman en el banquillo durante los próximos años. Será el nuevo presidente y la definición de la temporada los que marquen su futuro.

Hasta la próxima semana. ¡Cuídense mucho, por favor!

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:BarcelonaOpinión Deportes

Más contenido de tu interés