null: nullpx
Atlético de Madrid

Atlético de Madrid: los indios y el (¿ex?) equipo del pueblo

Los Colchoneros han generado una narrativa de equipo humilde y hasta de western norteamericano.
26 Sep 2019 – 1:55 PM EDT

Primero en el Vicente Calderón y ahora en el Wanda Metropolitano, del lado oriental del Océano Atlántico, en las gradas de un partido del Atlético de Madrid se encuentran aficionados con penachos coloridos, como de los indios americanos.

Una costumbre que se ha extendido por casi medio siglo y que tiene su razón de ser en uno de los apodos del equipo, que si bien no es el más popular ni antiguo, sí ha generado identidad entre su afición: los ‘Indios’.

El mote más popular del Atlético es el de los ‘Colchoneros’, pues su playera blanca con rayas rojas se asemeja a la tela de los colchones de la época posterior a la Guerra Civil que sufrió España entre 1936 y 1939. De hecho, en aquellos tiempos, el equipo se llamaba Atlético Aviación.

Pero el apodo de ‘Indios’ no debe menospreciarse, pues incluso fue la inspiración de la mascota del equipo: ‘Indi’, un mapache con penacho rojiblanco.

Hay dos teorías populares sobre este apodo. La primera apunta a la contratación de jugadores sudamericanos como los argentinos Rubén ‘Ratón’ Ayala, Rubén Osvaldo ‘Panadero’ Díaz y Ramón Armando ‘Cacho’ Heredia, todos ellos fichados por el club en 1973.

La otra es una comparación un poco más rebuscada con la geografía del club y hasta de carácter étnico, pues el Vicente Calderón se encontraba junto al Río Manzanares y odian al hombre blanco, representado en el Real Madrid, como si se tratara de un western.

La paradoja mexicana

En agosto de 1981, Hugo Sánchez fue fichado por el Atlético días después de que ganara su segundo título de la Liga mexicana con los Pumas.

Quien a la postre ganara cinco Pichichis no fue del todo bien recibido ni en Manzanares ni en otras plazas españolas, pues en sus primeros partidos le gritaban “indio” de manera despectiva.

Los insultos se acentuaron cuando el Atleti jugaba de visita, especialmente en Barcelona, pero con este equipo ganó una Copa del Rey y el primero de sus cinco Pichichis. Tres meses, según recuerda, duró el maltrato, que se acabó a punta de goles.

¿El equipo del pueblo?

Otra de las cosas que ha presumido el Atlético es de autoproclamarse como “el equipo del pueblo”.

Si el Real Madrid, históricamente, ha sido el equipo de la capital española que más se relaciona a la aristocracia, el Atlético ha conquistado sus 10 Ligas con el apoyo de los más humildes y jugadores de menor impacto mediático.

Aunque… La construcción del Wanda Metropolitano, de 310 millones de euros, y la contratación de Joao Felix por 127 millones ha puesto al Atlético a pelear con los clubes más ricos del continente y también ha puesto en duda, al menos en la narrativa, si el “pueblo” sería capaz de hacer semejantes inversiones.

El propio entrenador Diego Simeone puso el dedo en la llaga en una entrevista al diario La Nación de su natal Argentina el mes pasado, cuando dijo que el Atlético ya no es el equipo del pueblo gracias debido a sus costosas inversiones, a las que hay que sumarle la de su ciudad deportiva que abrirán en 2020.

Pero tres semanas después, en una conferencia de prensa, dio marcha atrás.

“Dije que no podemos ser el equipo del pueblo teniendo el estadio que tenemos, fichando a Joao Félix por 126 millones de euros... Pero sí, socialmente, moralmente y emocionalmente somos el equipo del pueblo todavía, porque en las raíces mamamos eso y eso no cambiará por más que crezca como club económicamente”, expresó el 26 de agosto tras la victoria sobre el Leganés.

RELACIONADOS:Atlético de Madrid

Más contenido de tu interés