null: nullpx

Polémica en Inglewood: El 'Gallo' Estrada cae ante Sor Rungvisai por decisión mayoritaria

En la pelea coestelar, el 'Príncipe' Cuadras no pudo descifrar a McWilliams Arroyo en 10 episodios y perdió la oportunidad de conquistar el título plata vacante supermosca del CMB.
25 Feb 2018 – 12:21 AM EST

El Forum de Inglewood presenció la polémica decisión de los jueces en el choque estelar entre Juan Francisco Estrada y Sor Rungvisai, quien retuvo su cetro supermosca del Consejo Mundial de Boxeo tras mostrar muy poco y verse superado en varios episodios por el 'Gallo'.

El 'Gallo' Estrada y Sor Rungvisai inauguraron la contienda con buen ritmo. El respeto se perdió conforme avanzó el primer episodio y ambos intercambiaron golpes; Estrada de derecha y Rungvisai de izquierda.

El segundo episodio fue favorable para el mexicano, quien cerró con una ráfaga de combinaciones que sorprendieron y desorientaron al tailandés. Sin embargo, el 'Gallo' dejaría de lanzar la misma cantidad de golpes en los siguientes rounds y Rungvisai ganaría confianza en el centro del ring, donde su poderosa izquierda suele ser letal.

Pero para el octavo y noveno round, el 'Gallo' soltó las manos de nuevo y encontró su distancia para contragolpear a Rungvisai, quien comenzó a frustrase por la movilidad del mexicano. Los episodios siguientes bajaron en intesidad pero con un ligero dominio del mexicano.

La contienda cerraría con un emocionante round 12 del cual el 'Gallo' se llevó la mejor parte, contragolpeando a un Rungvisai desesperado por encontrar el nocaut. Los jueces decidirían el resultado con las tarjetas, 114-114, 115-113, 117-111 y le otorgarían la polémica decisión mayoritaria a Rungvisai para retener su campeonato mundial supermosca del CMB.


En el choque coestelar no existió el clásico round de estudio. El 'Príncipe' y Arroyo dejaron el protocolo a un lado y soltaron bombazos a diestra y siniestra. Cerca del final del segundo round, Cuadras conectó un derechazo que sacudió la humanidad de Arroyo, pero el puertorriqueño se repuso rápidamente.

El 'Príncipe' se olvidó de la presión ordenada mostrada al arranque del combate y permitió que Arroyo ganara confianza en los siguientes episodios con un estilo más pulcro e inteligente. Después de siete rounds, Cuadras comenzó a pelear con la boca abierta y se notó su frustración en los golpes más colocados y lejos de su objetivo.

Los jueces terminarían por premiar al menos apático de los dos con una decisión mayoritaria (95-95, 98-92, 97-93) a favor de McWilliams Arroyo, quien se convirtió en el campeón plata supermosca del CMB.

RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés