null: nullpx

Lo que aprendimos de la gran pelea entre Canelo y Golovkin

La pelea igualó las expectativas generadas durante un año, y al final fueron los aficionados los que ganaron el 15 de septiembre.
16 Sep 2018 – 1:27 AM EDT

Más allá del resultado, todo fanático debe aplaudir la entrega mostrada por Saúl 'Canelo' Álvarez y Gennady 'GGG' Golovkin durante 12 rounds sin tregua. Al final fueron los aficionados quienes se llevaron la victoria por el gran espectáculo brindado en la T-Mobile Arena. Aquí cinco cosas que aprendimos.

1.- Canelo y Golovkin cumplieron su promesa de entrarle al intercambio

Mucho se dijo previo al choque del desempate: que si el clembuterol, los guantes, el supuesto odio deportivo que trascendió a lo personal. Pero la verdad es que el mexicano y el kazajo hicieron justicia a sus palabras y se dejaron el alma en el ring. Hubo sangre, moretones, cortes y muchos intercambios.

2.- El boxeo no está muerto, como muchos aseguran

Al boxeo de la era pos-Mayweather Jr le hacía falta una rivalidad de peso como la Canelo-Golovkin. Durante 12 meses, los ojos del mundo se posaron sobre el encordado con la esperanza de ver una pelea histórica. Y así fue. El boxeador más mediático de México versus el campeón invicto con el porcentaje más alto de nocauts en la historia de las 160 libras.

¿A alguien le importó el anunció de la supuesta segunda pelea entre Mayweather y Pacquiao luego del gran show en la T-Mobile Arena? No lo creo.

Imágenes exclusivas: los mejores golpes que se lanzaron de la Canelo vs Golovkin II

Loading
Cargando galería


3.- El gran trabajo en la esquina de 'Canelo' Álvarez

Desde su comabate ante Miguel Ángel Cotto, Canelo demostró una gran evolución como boxeador. En su segunda pelea con Golovkin, el mexicano demostró un gran juego de pies y una condición física muy superior a la de sus últimos compromisos. El movimiento de cintura y la variación de sus combinaciones fueron clave para convertirse en el supercampeón de las 160 libras.

4.- Canelo logró lavar su imagen tras el tema del clembuterol

El lastre que significó el doble positivo por clembuterol en la carrera de Saúl Álvarez se vio redimido por su gran actuación ante Golovkin. Todo mundo ejerció una opinión y las teorías de consiparación abundaron, pero lo cierto es que Canelo respeta el boxeo tanto como su contricante de Kazajistán y lo demostró fajándose y yendo al frente durante los 12 episodios de la contienda.

5.- El tiempo no pasa en vano

Quedó claro que Gennady Golovkin es un veterano de grandes batallas con un alma muy grande pero un cuerpo que ya pide descanso. En los rounds de campeonato 'GGG' pudo hacer más, pero la juventud del mexicano se impusó, lo que le permitió lanzar y conectar más golpes para convencer a los jueces.

Canelo habló de una trilogía tras su victoria, pero la verdad es que se dicen muchas cosas cuando el júbilo invade la boca de aquel que las pronuncia. Los 36 años de Golovkin sugieren una pelea a modo para el retiro aunque su ímpetu de guerrero lo tiente a un tercer episodio con el ahora monarca.

Más contenido de tu interés