null: nullpx

'Chucky' Flores quiere conquistar el título mundial de la AMB en Frisco, TX

La última vez que subió al ring ante Guillermo Rigondeaux nada salió como esperaba. Ahora, un año después, el mexicano buscará consagrarse monarca mundial en las 122 libras.
15 Jun 2018 – 5:15 PM EDT

El invicto nativo de Guadalajara, México, Moisés 'Chucky' Flores tiene en mente ganar el título de Asociación Mundial de Boxeo (AMB) de las 122 libras, este sábado en Dallas, Texas, que le pertenece a Daniel Román. Flores tiene mucho que demostrar desde la última vez que pisó el cuadrilátero y fue noqueado polémicamente por Guillermo Rigondeaux.

En aquel pleito, Flores, (25-0, 17 KOs, 1 NC), recibió del cubano un cruzado de izquierda ilegal después de que sonó la campana en la primera ronda. Días más tarde, los resultados de la pelea se dieron a conocer como un 'no contest' por el golpe ilegal.

Sin embargo, Flores ha dejado todo esto atrás y apunta solamente hacia el futuro brillante. "Me estoy olvidando de eso. Algo ilegal ocurrió esa noche, algo que no estaba bien. Está resuelto y estoy cansado de hablar de eso. Lo único que me importa es el camino por delante", agregó Flores.

Su oponente, Daniel Román (24-2-1, 9 KOs), viene de un espectacular nocaut y es el favorito para la velada de este sábado. Pero Flores, de 31 años, está acostumbrado a ser subestimado. Cuando era un niño en Jalisco, México, peleó en las calles y noqueó a cualquiera que se cruzara con él. Los amigos comenzaron a llamarlo 'Chucky', en honor al muñeco diabólico de la película Child's Play. Poco a poco, Flores ganó reputación en las calles, y un entrenador local lo convenció de iniciarse en el boxeo.


"Cuando tenía 18 años, conocí a un entrenador que me dio la oportunidad de formar parte del equipo nacional amateur de México. Tuve que competir contra un par de miembros del equipo para intentar tomar su lugar. Por lo tanto, corría dos o tres veces al día, entrenaba dos veces al día haciendo todo lo posible. Terminé noqueando a un par de chicos y me gané mi lugar. Fue entonces cuando me di cuenta de que podía hacer algo en el boxeo", relató Flores.

Flores se volvió profesional en México, ganó sus primeras 22 peleas y llamó la atención del mundialmente reconocido promotor de boxeo Garry Jonas, propietario de Probox Management. Garry finalmente traería a Flores a los Estados Unidos y haría florecer su carrera boxística. "Le agradezco a él y a todo mi equipo por lo que han hecho por mí", dijo Flores.

Flores no se arriesga el sábado. Comenzó un campamento de nueve semanas en México, y luego se mudó para entrenar con Nelson López Jr. en el famoso gimnasio Muck City Boxing Gym en Florida para su fortaleza y acondicionamiento antes de regresar a México para cerrar el campamento.

"Me he preparado para 12 rounds de presión constante. Estoy listo para ir a la guerra. Por supuesto, quiero el golpe de gracia. No espero errores, me estoy preparando para traerlo cada segundo", dijo Flores.

Flores aún reside en México, pero ya no en Jalisco por la violencia. "Obviamente quiero ser campeón mundial y ganar mucho dinero", dijo. "De esa manera puedo pagar la matrícula de los niños y asegurarme de que cumplan sus sueños. Pero quiero ayudar a todos los niños. Quiero un gran gimnasio en Jalisco con mi nombre. Quiero un programa donde podamos sacar a los jóvenes de la calle. Vencer a Roman me ayudará a llegar allí. Todo está frente a mí", agregó Flores.

El choque de estos dos supergallos será a 12 asaltos en el Ford Center en Frisco, Texas, donde entrenan los Dallas Cowboys de la NFL.

RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés