null: nullpx

Sólo en México: La noche que se escuchó el grito de "¡goool!" en un partido de la NFL

El primer partido oficial de la NFL fuera de Estados Unidos se empalmó con la Final del Campeonato Mundial Sub 17 Perú 2005
15 Nov 2016 – 6:28 PM EST

El 2 de octubre de 2005 la NFL se aventuró por primera vez a llevar un partido de temporada regular fuera de territorio de los Estados Unidos. Fueron decisivas las experiencias de juegos de preparación en años previos en el Estadio Azteca, que además era garantía de récord de asistencia.

Además, llevar a los San Francisco 49ers, cinco veces campeones del Super Bowl, resultaba atractivo para una importante porción de la afición mexicana, aunque los 'gambusinos' no estuvieran en su mejor momento. Los Arizona Cardinals cedieron uno de sus partidos como local y el duelo fue programado en horario prime de aquel domingo.

Pero lo que no estuvo contemplado al momento de fijar la fecha de aquel partido, era que podía empalmarse con uno de los partidos más importantes en la historia del fútbol mexicano.

A las 17:00 horas comenzó la Final del Campeonato Mundial Sub 17 de Perú, en donde México se medía ante Brasil. Una hora y media más tarde estaba programado el kickoff del partido entre 49ers y Cardinals.

Miles de aficionados se trasladaron al Estadio Azteca escuchando por radio lo que ocurría en el Estadio Nacional de Lima, en donde los discípulos de Jesús Ramírez se había ido al frente 2-0 desde el primer tiempo con goles de Carlos Vela y Omar Esparza. El ambiente en las gradas del Azteca era un poco más festivo de lo esperado ante la cercanía del primer título mundial de una selección mexicana.


Con el partido ya iniciado en el emparrillado del Estadio Azteca, se escuchó un tímido grito de "¡goool!" desde las gradas. Muchos aficionados llevaron sus radios de onda corta y otros se enteraban por televisores en los palcos. La voz se corrió rápidamente: era el gol de Ever Guzmán que terminaba de sentenciar el primer episodio de gloria de una selección mexicana. En la cancha, jugadores de Arizona y San Francisco miraban con extrañeza.

Minutos más tarde, el sonido local y las pantallas gigantes anunciaron que México había ganado el partido 3-0 a Brasil y con ello era campeón mundial Sub 17. Las gradas rugieron con el grito de "¡México, México!" como si el mismísimo Tri estuviera en la cancha. Los protagonistas de la fiesta de la NFL aplaudieron y la catedral del fútbol en México no pudo negar su esencia ni siquiera en ese momento histórico para el fútbol americano.

El 21 de noviembre no será el primero, ni el segundo partido oficial de la NFL fuera de Estados Unidos, pero sí la primera vez que el Monday Night Football, el momento estelar de cada semana, se realice en el extranjero. Peor esta vez no habrá partido de fútbol que lo interrumpa.

Publicidad