null: nullpx
Chicago Bears

El origen del nombre de los Chicago Bears está ligado a otro deporte

El equipo de la NFL, en sus orígenes, se inspiró en sus queridos vecinos, los Chicago Cubs.
23 Sep 2019 – 8:55 AM EDT

El nombre de los equipos deportivos profesionales en el mundo comenzó a tener auge a principios del Siglo XX, cuando las ligas iban cobrando mayor interés y además de tener la identidad de un pueblo, ciudad o región, se respaldaban en las virtudes de los animales para de ahí inspirarse y adoptar su mote.

Las razones por las que la franquicia de Chicago en la NFL optó por tomar el nombre de Bears no son de extrañarse, pero lo que motivó a hacerlo resulta un poco sorprendente.



Cabe mencionar que el equipo tuvo su origen en una población localizada a casi 3 horas de su ubicación actual, en Decatur, Illinois, y fueron bautizados como los Staleys allá por 1920, pues el dueño de ese equipo, Augustus Eugene Staley, quien quería que compitieran con los mejores de la época en Estados Unidos y para ello contrató a George Halas para hacerse cargo del equipo.

Los Staleys jugaron solamente en Decatur en 1920 y en 1921 se mudaron a la ciudad de Chicago, pero no tenían un estadio propio para llevar a cabo sus juegos como locales, aunque ya tenían unos vecinos que estaban muy establecidos en la ciudad: los Cubs.



La condición al mudar al equipo a Chicago, bajo la tutela de Halas, era que en 1921 el equipo conservara el nombre de Staleys, pero a partir de 1922 las cosas iban a cambiar.
Al estar jugando los Staleys en el Wrigley Field, la casa de los Chicago Cubs, Halas buscó que el equipo tuviera un nombre con el que se le pudiera relacionar al recién llegado club del deporte de las tacleadas y, es ahí donde vino la idea que perdura hasta nuestros días.



A partir de 1922 el equipo fue rebautizado como los Chicago Bears, aunque oficialmente hasta 1940 tuvieron su primer logo y era un dibujo de un oso negro abrazando un ovoide, el cual estuvo vigente hasta 1945, pues en 1946 hubo un rediseño o cambio de imagen del logotipo y en este aparecía un balón en color café y encima un oso adoptando una posición de caza.

En 1962 el equipo tuvo un tercer logo que es muy similar al actual, con la letra ‘c’ en el casco, pero con el contorno negro y el interior en blanco. En 1974, el contorno de esa ‘c’ se volvió azul marino, pero con el interior en naranja, que es el logotipo que conocemos actualmente de los Bears.



La juventud de los quarterbacks se apodera de la Semana 3 en NFL

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Chicago BearsChicago Cubs

Más contenido de tu interés