null: nullpx

Un inspirado LeBron James le da vida a los Cavaliers ante Boston en el Juego 3

'King' James fue por mucho el jugador del partido con 27 puntos, 12 asistencias y cinco rebotes para acortar distancias en las Finales de la Conferencia Este.
19 May 2018 – 11:39 PM EDT
Reacciona
Comparte
CLEVELAND, OH - MAY 19: LeBron James #23 of the Cleveland Cavaliers shoots the ball in the first half against the Boston Celtics during Game Three of the 2018 NBA Eastern Conference Finals at Quicken Loans Arena on May 19, 2018 in Cleveland, Ohio. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Gregory Shamus/Getty Images) Crédito: Getty Images

LeBron James le regresó la vida a los Cavaliers en el Juego 3 de las Finales de Conferencia Este tras liderar la victoria en casa 116-86 sobre los Boston Celtics.

Con este resultado, el equipo de Cleveland logró dar un golpe de autoridad y silenció a aquellos que creían sería el final de 'King' James en la postemporada.

LeBron, quien disputó 38 minutos en la duela para sumar 27 puntos, 12 asistencias y cinco rebotes, redimió a unos Cavs que había lucido mal en los primeros dos partidos de las Finales de Conferencia Este.

Por su parte, los Celtics siguen acumulando un récord negativo jugando de visitantes y esto podría causarles graves problemas en la serie. En casa, Boston presume un récord perfecto de 10-0, pero de visita tienen un récord de 1-5. ¿Habrá un séptimo juego si los Celtics no logran corregir su pésimo paso fuera de casa? Posiblemente.


"Nuestra defensa fue mucho mejor hoy. George Hill estuvo fenomenal desde el principio (...) hoy estuvimos realmente bien", analizó tras el partido James, quien pudo incluso sentarse a descansar durante poco más de 120 segundos, algo inédito previamente.

En cambio, los Celtics se mostraban erráticos, con numerosos fallos impropios de sus playoffs: pérdidas de balón absurdas, tiros fallados sin oposición y la sensación de llegar siempre un segundo más tarde que sus rivales.

El cuarto partido se jugará el lunes en Cleveland, y LeBron y compañía tendrán la oportunidad perfecta para empatar la serie y meter más nerviosismo a sus rivales.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés