null: nullpx

Manú Ginóbili deja vacío el trono latino de la NBA

El máximo referente latino en la historia del básquetbol colgó los tenis y no se ve quién tome su lugar en el corto plazo dentro de la NBA.
11 Oct 2018 – 12:24 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Ginóbili se retiró al terminar la temporada pasada. Crédito: AP

Manú Ginóbili ha llegado a ser comparado como el Maradona de la NBA: es muy debatible decir que haya sido el mejor jugador de la historia, pero nadie puede dudar que sea el mejor latino que haya pisado una duela.

Campeón olímpico con Argentina en Atenas 2004 -la única selección que le ha quitado el oro a Estados Unidos en la era profesional, desde Barcelona 1992-, cuatro títulos de la NBA y hasta uno de la Euroliga son los puntos más altos del palmarés del de Bahía Blanca, quien se ausentará de la Liga por primera vez desde 2002.

El paso del tiempo fue implacable con Manú, de 41 años, pero aunque la NBA se ha abierto de par en par en el último cuarto de siglo a los extranjeros, no hay alguien a su altura entre los latinos que están en alguno de los 30 equipos de la Liga.

Quien más se acerca es el dominicano Al Horford, quien va por su tercera temporada con los Boston Celtics, luego de nueve años con los Atlanta Hawks. Ha participado cinco veces en el All-Star Game.

Pero hay otro basquetbolista de raíces latinas que la está rompiendo y es una de las promesas de la NBA: Devin Booker, de los Phoenix Suns.

Sí, Devin Booker.

Con apenas 21 años de edad y por empezar su cuarta temporada en la NBA, ya tuvo un partido de 70 puntos anotados y nadie duda que es el futuro de la franquicia, establecida en una ciudad cercana a la frontera con México y de importante presencia de población latina, pero... ¿qué tan latino es él?

Su madre es la mexicoamericana Verónica Gutiérrez, quien crió a Devin y su hermana mientras Melvin Booker, su padre, desarrollaba su carrera profesional que lo llevó a jugar incluso en Italia y Rusia por una década.

Booker se ha dicho orgulloso de su herencia mexicana, pero confesó en enero de 2017, cuando los Suns jugaron en la Arena Ciudad de México, que no había probado los tacos de chapulines.

"Supongo que tendré que hacerlo antes de regresar (a Phoenix)", dijo Booker a periodistas aquella vez. No sabemos a la fecha si lo hizo.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:NBA

Más contenido de tu interés