null: nullpx

El rapero Common fue el MVP del partido de celebridades

Una divertida jornada entrre celebridades y exjugadores de la NBA fascinó a los aficionados en Chicago.
15 Feb 2020 – 09:29 PM EST

En los partidos disputados por las celebridades en el fin de semana del All Star Game lo más importante no es ganar sino competir y por encima de todo, divertirse como cuando éramos niños. Misión cumplida.

Wintrust Arena se vistió de gala para albergar el Celebrity All Star Game, enfrentando a dos equipos dirigidos por los periodistas Stephen A. Smith y Michael Wilbon y capitaneados por los cantantes de rap, nativos de la ciudad de Chicago, Chance The Rapper y Common, quien terminó siendo el MVP del partido.

El marcador fue lo de menos, aunque los de Wilbon ganaron 62-47 y pudieron adjudicarse una suma de 10 mil dólares para donar a una institución de caridad, lo mejor de todos fue que, siendo cantantes, actores, personalidades del cine o la televisión, o exjugadores y deportistas en activo, mostraron su pasión por el basquetbol.

Llamaba poderosamente la atención en una cancha con un exjugador NBA de 2,10 metros de estatura como Darius Miles la gimnasta Katelyn Ohashi, quien hace meses se viralizó por una rutina de piso con UCLA, quien condificultades supera el 1,50 pero lo que menos mostró, pese a la diferencia en tamaño, fue temor.

Para abrir la segunda mitad del partido, los organizadores tenían reservada una sorpresa: desbloquearon el uso de exjugadores NBA. Y eso encendió bastante el ambiente en Wintrust Arena. Aunque quienes no se hicieron de un nombre en la vida jugando al baloncesto no desplegaron grandes talentos en la cancha, no dejaron duda de su pasión.

Del lado del equipo de Michael Wilbon, salió con su jersey blanco de los Chicago Bulls y su número 54 el delantero Horace Grant, cuatro veces campeón de la NBA, arrancando una ovación por parte de toda la tribuna, recordando los años mozos del equipo y del jugador.

De parte del equipo de Stephen A. Smith, pidió desesperado para su causa un jugador de la misma estirpe y apareció desde un túnel y entre el humo el ganador de dos concursos del Slam Dunk, Nate Robinson.

Honestamente, ninguno de los dos fue factor para alterar el partido, pero sí le pusieron bastante presión a los demás participantes, Grant con su estatura (2,08) y Robinson con su velocidad.

Al final, mientras se anunció al Más Valioso, una nube de aficionados e invitados invadió la cancha, como en los viejos tiempos, para sellar una gran noche que demuestra que cantantes de country, rap, jugadoras WNBA o chefs pueden perfectamente encajar en una duela.




El color del partido de las celebridades del All Star

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.