null: nullpx

Aun sin Cousins, Pelicans siguen aspirando a playoffs

"Esto cambia para todos, pero ello no significa que no podamos lograr lo que nos propusimos", indicó el entrenador Alvin Gentry.
28 Ene 2018 – 06:36 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Los Pelicans habían ganado siete de sus últimos ocho partidos. Crédito: Getty Images

METAIRIE, Louisiana, EE.UU. (AP) - Los Pelicans de Nueva Orleáns entrenaron el sábado frente a una nueva realidad, menos de 24 horas después de perder a su pívot estelar DeMarcus Cousins durante el resto de la campaña por la ruptura de un tendón de Aquiles.

Está por verse qué le ocurre a un equipo que había ganado siete de sus últimos ocho partidos y que brillaba con una alineación heterodoxa que incluía a Cousins y a otro astro de gran estatura, Anthony Davis.

"Esto cambia para todos, pero ello no significa que no podamos lograr lo que nos propusimos", indicó el entrenador Alvin Gentry, después de la práctica. "Y nuestro objetivo es ser un equipo en los playoffs".

Buena parte del ataque de los Pelicans ha transitado por Cousins, quien se perderá su primer partido de la campaña este domingo, cuando Nueva Orleáns reciba a los Clippers de Los Ángeles.

"Evidentemente, tenemos que realinear algunas cosas y replantear otras que hemos hecho. Habrá que añadir también probablemente algo y olvidarnos de algo", manifestó Gentry. "Tenemos que ajustar e idear cómo podemos trabajar mejor con lo que hay ahora".

Cousins, nombrado titular para el Juego de Estrellas hace poco más de una semana, había promediado 25,2 puntos, 12,9 rebotes y 5,4 asistencias.

El sábado por la noche, el comisionado de la NBA Adam Silver tomó la decisión de nombrar a Paul George, del Thunder de Oklahoma, como reemplazo de Cousins en el Juego de Estrellas.

Habitualmente aportaba sus dribles para avanzar en la cancha tras atrapar rebotes, con lo que iniciaba el ataque, algo inusitado para un pívot.

Tampoco era normal en su posición el gran alcance de sus disparos, desde muy atrás de la línea de triples.

Davis mide 2,08 metros seis pies y 10 pulgadas), pero puede aportar jugadas acrobáticas. La estatura de Cousins es de 2,10 metros (seis pies y 11 pulgadas). Cuando ambos estaban en la cancha, los rivales tenían que tomar la difícil decisión de a quién marcarían.

Y los Pelicans lucían cada vez más cómodos con esta formación. Ello resultó claro en los triunfos recientes y en la producción del propio Cousins, quien registró dos "triples dobles" en los últimos tres encuentros de Nueva Orleáns.

El viernes, acumuló 15 puntos, 13 rebotes y 11 asistencias ante Houston, antes de lesionarse en los últimos 15 segundos del partido.

La decisión de los Pelicans, de atacar con una dupla de postes dinámicos, iba en contra de la tendencia en la NBA, que privilegia alineaciones de menor estatura y ritmo más ágil.

Para los últimos 34 encuentros de la temporada regular, Davis confía en que los Pelicans jueguen como lo hacían antes de la llegada de Cousins. Davis espera moverse más al centro.

"Tenemos que sacar esto adelante en el resto de la temporada", indicó. "Desde luego, perder a uno de nuestros principales jugadores es duro, pero eso sólo significa que otro debe dar un paso al frente".

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:NBANew Orleans Pelicans

Más contenido de tu interés