null: nullpx

Los Indians no perdonan y se llevan el primero de la Serie Mundial ante los Cubs

Con dos cuadrangulares de Roberto Pérez y una gran labor del abridor Corey Kluber, los Indians se llevan la victoria en el Juego 1 de la Serie Mundial
26 Oct 2016 – 11:47 PM EDT

Han pasado 25 mil 950 días desde que los Chicago Cubs ganaron por último vez un partido de Serie Mundial y, al menos por esta noche, la cuenta sigue en marcha.

Los Cleveland Indians se llevaron la victoria en el primero de la serie por marcador de 6-0, con una gran labor de su abridor Corey Kluber, pero también porque la ofensiva de los Cubs desaprovechó un relevo irregular de Andrew Miller.

Luego de retirar a sus dos primeros enemigos, Jon Lester permitió que se le llenaran las bases y José Ramírez pegó un machucón espantoso, pero que le dio suficiente tiempo a todos los corredores de avanzar, incluido a Francisco Lindor para anotar la primera carrera del partido. Inmediatamente después, Lester golpeó Brandon Guyer, con lo que Mike Napoli anotó el 2-0.

Corey Kluber lució dominante en el montículo en el primer tercio del partido con ocho ponches, lo que nunca había ocurrido en un partido de Serie Mundial. Al final, el abridor sólo hizo uno más y se quedó corto para el récord en un partido de Clásico de Otoño, que es de Bob Gibson, de los Detroit Tigers en 1968, con 17.

El récord sólo habría sido vanidad, no hay nada que reprocharle a Kluber: lanzó pelota de sólo cuatro hits en seis entradas completas para llevarse la victoria.


En la parte baja de la cuarta, el puertorriqueño Roberto Pérez, quien sólo se había volado la barda en tres ocasiones en toda la temporada, pegó su segundo home run en esta postemporada con un batazo hacia el jardín izquierdo y puso el score 3-0.

Los Cubs tuvieron una oportunidad inmejorable en la séptima. Kluber salió del partido tras recibir un sencillo de su primer enemigo, Ben Zobrist, para que le llenaran las bases sin outs a su relevo Andrew Miller, sin embargo, salió del atolladero con un fly corto al central y dos ponches. En el siguiente capítulo, dejaron hombres en primera y tercera: cinco hombres en base que fueron clave.


Y como dicen que el que perdona, pierde, Roberto Pérez repitió la dosis en la octava entrada con otro cuadrangular, ahora con dos hombres a bordo,

La última victoria de los Cubs en esta instancia fue el 8 de octubre de 1945, en el Juego 6 de aquella serie ante Detroit, dos días después de la mítica proclama de William Sianis y la maldición de la cabra. Para Chicago es importantísimo acabar con esa sequía para ir al Wrigley Field con más posibilidades.


RELACIONADOS:MLBChicago CubsCleveland Indians

Más contenido de tu interés