null: nullpx

Los Astros rompen la maldición de Sports Illustrated y cumplen su arriesgado vaticinio

La publicación, conocida por infortunios de deportistas que destacan, pronosticó en 2014 que Houston ganaría su primera Serie Mundial en 2017.
2 Nov 2017 – 12:37 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Hace tres años lo predijeron y se cumplió. ¿Cuántas eran realmente las posibilidades?

La revista Sports Illustrated publicó un artículo el 30 de junio de 2014 donde pronosticaron el título de los Houston Astros para la temporada 2017, gracias a una innovadora forma de trabajar de su gerente general Jeff Luhnow, que había estado acumulando piezas vitales para lograr un campeonato, como George Springer, Collin McHugh y Dallas Keuchel.


Springer es el MVP de la Serie Mundial 2017 y la imagen de la portada de aquella edición.

La publicación, la más popular en su tipo en Estados Unidos, ha resultado menos afortunada para otros equipos y deportistas que han sido destacados en su tapa, sin embargo, esta vez los Astros le hicieron honor al vaticinio.


Además, lo hicieron derrotando a las tres nóminas más altas de las Ligas Mayores: Boston Red Sox (tercera), New York Yankees (segunda) y Dodgers de Los Angeles (primera).


La maldición de la portada de Sports Illustrated

La maldición de la portada de Sports Illustrated es una de las más grandes en el mundo del deporte. Algunos atletas tuvieron la suerte de romper la maldición, pero la mayoría de los atletas han sido víctimas de ella.

Muy recordadas, por ejemplo, en la que salieron juntos los cuatro jugadores estrella del momento de los New York Yankees (Derek Jeter, Mariano Rivera, Andy Pettitte y Jorge Posada). En una semana, todos menos Jeter, sufrieron lesiones. Jeter, sin embargo, pasó a tener la peor temporada ofensiva de su carrera.

Un caso más de béisbol lo protagonizó Pete Rose, quien estaba en medio de una impresionante racha de bateo y, justo la semana en la apareció en la portada, terminó su racha de 44 juegos bateando al menos un imparable.

Y, sin duda, el caso más recordado de la pelota caliente lo sufrieron los Chicago Cubs en 2003. El equipo estaba a seis outs de lograr su primera Serie Mundial en casi 100 años, pero luego Steve Bartman, un fan en la tercera base, interfirió en una jugada clave en la octava entrada del Juego seis.

Los Marlins luego borraron el déficit de tres carreras en ese choque para ganar el juego y eventualmente la serie.

Otros dos ejemplos. El del boxeador Thomas Hearns, que apareció en la portada una semana antes de su legendaria pelea con Sugar Ray Leonard, y quien terminaría noqueando a Hearns en el 14to asalto, al igual que Michael Spinks, quien apareció en la portada antes de su pelea con Mike Tyson con el titular, "No me desalientes". Tyson noqueó a Spinks en solo 91 segundos.

Una prueba más de esta ‘maldición’ es la del mariscal de campo de los New England Patriots, Tom Brady, quien apareció en la portada del número con toda la previa de la temporada 2008 de la NFL. Y, en su primer juego de esa temporada, Brady se rompió el ligamento cruzado anterior en su rodilla izquierda en el transcurso del partido contra los Kansas City Chiefs.

Con información de Jaime Bernal

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés