null: nullpx

Wilmer Cabrera con todo por Playoffs y Canadian Championship en Montreal, “valía la pena el riesgo”

En cuestión de horas Cabrera dejó Dynamo y llegó al Impact. El colombiano habló de los retos con los canadienses, la posibilidad de un título, y cerró el tema de Houston
12 Sep 2019 – 12:24 PM EDT

Con solo cuatro partidos por disputar, y dos puntos por debajo del último cupo a Playoffs, Montreal Impact quiere ‘galvanizarse’ de la mano de su recientemente nombrado entrenador, Wilmer Cabrera.

“El objetivo es difícil. Pero hay posibilidades. Y mientras las halla, el equipo va a luchar”, le aseguró el técnico colombiano a FutbolMLS. “Los jugadores tienen el deseo, y trataré de ayudarles a lograr el objetivo. Matemáticamente y con partidos en casa, uno diría que las posibilidades están”, soltó.

Desde su llegada, Cabrera ha dirigido tres partidos (dos derrotas y una victoria), con poco espacio para llegarle a sus jugadores. “Ellos tuvieron 8 partidos en un mes y no había mucho que trabajar. Más allá de motivarlos y ayudarles a recuperar”, confesó.


Ahora, tras la Fecha FIFA, las cosas podrían cambiar. “Estos 10 días de trabajo con los que no fueron a selección ayuda mucho. Y espero que se vea reflejado en los partidos que vienen”, explicó.

El primer reto será este sábado (7:30pm tiempo del este) ante FC Cincinnati. La preparación según Cabrera, no incluye calcular puntos, revisar calendario de rivales y demás. “No - respondió acerca de contar con un número de puntos que le podrían clasificar - esto es partido tras partido”, dijo antes de recordar el otro compromiso pendiente.

Posibilidad de historia y vuelta de Piatti

“Además está la final del Canadian Championship (serie de ida y vuelta ante Toronto FC). Y esa no la podemos olvidar. Uno no juega finales todos los días”, acotó para arrancar con el tema.

Cabrera dejó en claro que el resultado ante Cincinnati no determinará si va o no con todo, al duelo contra Toronto FC. “Es independiente. La MLS es muy importante, pero el club y los jugadores quieren ganar (Canadian Championship) porque es importante”, empezó por explicar.


El técnico cerro con la jerarquía del rival, “Toronto es el mejor equipo canadiense y la posibilidad de ganarles, de estar en Concachampions el otro año, es muy importante”, apuntó.

El otro tema pendiente para el cuerpo técnico de Montreal es la recuperación del argentino Ignacio Piatti, con quien el entrenador tiene esperanzas de contar. “Está bien (Nacho), parece que sí”, dijo Cabrera sobre si lo tendrá el sábado.

"Entrenó (Piatti) muy bien estos días. Lo estamos manejando sin presión y sin afán. No queremos que él sienta presión ni nosotros tenerla. Pero seguimos con la ilusión (de que esté)”, cerró.

Con ese marco, la ‘papa caliente’ de Cabrera es grande. Luchar por clasificar a Playoffs en MLS y tratar de ganar el Canadian Championship cuando en cuestión de horas fue despedido de Houston Dynamo y contratado por Montreal Impact.


Una ‘papa caliente’ sin promesas

“Valía la pena el riesgo. Yo prefiero estar aquí que mirando los partidos por televisión”, mencionó al respecto. “El riesgo es grande pero vale la pena porque puede dar dividendos al final”, insistió tras explicar algunas de sus razones para tomar la aventura.

El colombiano tiene claro que no hay compromiso de continuidad con los canadienses. Aceptó que el acuerdo fue discutir al final de temporada y según resultados e impacto en el equipo, la posibilidad de seguir en 2020.

“La continuidad se basará en cómo se vea el trabajo y las posibilidades que se tengan. Yo vengo a ayudar a los jugadores a tener un buen resultado en la Copa y en los Playoffs. Eso daría muy buenas posibilidades. Por ahora no quiero pensar más allá sino disfrutar el momento de trabajar con este equipo”, aclaró.

Aún sin certeza de continuidad, Cabrera recibió la ayuda de un preparador físico icónico en Suramérica y muy cercano a su carrera. “El profesor Gesto (Esteban - recientemente contratado por Montreal) fue profesor mío cuando era jugador” recordó.

Cero remordimientos y recomendación de Gesto

“Mantuvimos la amistad y el contacto. Cuando llegué acá vi la oportunidad de que nos ayudara en ese aspecto. Lo propuse, cayó bien dentro del club y si los resultados salen todo lo que se hace es positivo”, confesó.

Está claro que Cabrera se olvidó rápidamente de Houston Dynamo y se le puso de frente la posibilidad de hacer historia ganando la Copa Abierta de los EE.UU. en 2018 y el Canadian Championship en 2019.


"Sería lindo. Ganar un título siempre es importante. Uno no juega títulos todos los días, es algo importante y sería lindo. Pero hay que esperar al partido de MLS el fin de semana, que es el objetivo inmediato”, recalcó.

Finalmente, muy a su estilo, cerró de una vez por todas el tema de su salida del equipo texano. “Yo dejo las cosas para que la gente aprecie lo que quiera. Las decisiones se tomaron, yo pasé la página, estoy en Montreal disfrutando y comprometido cien por ciento con el Impact”, dijo.

“Lo de Houston ya pasó y queda para la historia. No tengo remordimiento, ni rabia de nada porque hice lo mejor que pude con las herramientas que me dieron. Ahora estoy aquí y trataré de hacer lo mejor que pueda con los jugadores y para los jugadores en Montreal”, cerró.

RELACIONADOS:MLSMontreal ImpactHouston Dynamo FC

Más contenido de tu interés