null: nullpx

Toronto vs. Seattle: las dos últimas finales de la MLS Cup se reeditan el miércoles en BMO Field

Con ambos equipos alejados de los líderes del Este y el Oeste, escarlatas y esmeraldas buscan recuperarse de un mal inicio de la temporada 2018.
8 May 2018 – 1:41 PM EDT

Son los dos equipos que jugaron las dos más recientes finales de la MLS. Uno fue campeón en diciembre del año pasado, el otro se coronó por primera vez a fines de 2016. Toronto FC y Seattle Sounders vuelven a encontrarse, en el BMO Field, el escenario de esos dos encuentros trascendentes. Pero -a día de hoy- escarlatas y esmeraldas están lejos de las posiciones de privilegio. Las finales son apenas un recuerdo agradable, las preocupaciones pasan por otro lado. El miércoles (7:30 pm ET - FOX Deportes) las realidades de uno y otro equipo quedarán expuestas.

Toronto fue un equipo imparable en 2017. Lo ganó todo lo que le tocó jugar, y se quedó con la MLS Cup, el Supporters' Shield (el trofeo al mejor equipo de la temporada regular) y el Campeonato Canadiense. Greg Vanney quiso mantener ese impulso vencedor en la Liga de Campeones de la Concacaf, y no estuvo demasiado lejos de obtener la corona internacional, que finalmente quedó en poder de Chivas de Guadalajara.

El esfuerzo y la concentración de TFC en la LCC dejó su huella. El equipo está en la anteúltima posición de la Conferencia Este, a 15 puntos de distancia del líder Atlanta United. Esas son las malas noticias. Las buenas vienen en un envase que nos hace ver que hasta hace unos días Toronto prácticamente no empleó a su once de gala en la liga, y que -en líneas generales- el cuadro canadiense ha jugado dos o tres partidos menos que la mayoría de sus rivales de Conferencia.


Lesiones de lado -las más importantes son las de Drew Moor y Jozy Altidore- una buena parte del arsenal de Toronto FC está intacto. Sebastian Giovinco sigue entregando su magia, y Víctor Vázquez -quizás el 'factor X' que hizo que el equipo pasara de ser finalista a campeón de la MLS- luce recuperado de sus lesiones y ansioso por devolver al equipo al nivel más alto.


El camino reemprendido por Vanney y sus hombres parece ir en la dirección correcta. Sus dos actuaciones más recientes en la temporada regular (un empate 2-2 frente a Chicago Fire, un triunfo 3-0 contra Philadelphia Union) demuestran que el equipo no se ha ido a ninguna parte. De no sobrevenir un imprevisto, el club de la provincia de Ontario debería estar pronto por encima de la línea roja en la Conferencia Este.

En una situación similar en cuanto a los puntos obtenidos está Seattle Sounders dentro de la Conferencia Oeste. El cuadro esmeralda está en la última plaza, con cinco puntos cosechados, en 7 partidos disputados. 15 unidades por detrás de Sporting Kansas City, el líder en solitario de ese sector.

Los problemas del equipo de Brian Schmetzer son varios, y bastante evidentes. El más urgente -quizás de más difícil solución- es el de la falta de gol de los Sounders. Con apenas cinco goles en la temporada regular hasta ahora -y cinco partidos en los que no ha podido anotar- el drama crece semana tras semana. Muestra patente de esa situación fue el 0-0 entre Seattle y un Columbus Crew que jugó buena parte del encuentro con un hombre menos.


Otro mal que aqueja a Seattle (y no es una cuestión menor) es la baja por lesión de varios de sus jugadores más importantes. Ozzie Alonso, Román Torres, Clint Dempsey, Chad Marshall, Nicolás Lodeiro, Víctor Rodríguez y Jordan Morris son los nombres más notables de la lista de efectivos que han pasado o están en la enfermería desde el inicio del año. Ausencias -cortas o largas- que afectarían a cualquier equipo de la MLS, en las mismas circunstancias.


Todos los futbolistas lesionados eventualmente se recuperarán y volverán a jugar. Pero incluso teniendo a todos ellos nuevamente disponibles, queda la sensación de que a este equipo de Seattle le hace falta un killer. Una figura capaz de conseguir en el área rival los goles y los triunfos que ahora se le escapan a los Sounders. El mercado de julio será vital para conseguir a ese atacante especial que el vigente subcampeón pide a gritos. Dinero para poder cerrar una operación rutilante, en teoría, no les falta.

Como en casi todo en la vida, la clave para Seattle en las próximas semanas será ser paciente y comenzar a ser más efectivo en sus partidos. El equipo y su cuerpo técnico tienen las credenciales suficientes como para pensar que regresar a los Playoffs y llegar hasta la final no es una misión tan complicada como hoy la pintan.

RELACIONADOS:MLSToronto FCSeattle Sounders FC

Más contenido de tu interés