null: nullpx

"Sabíamos que teníamos que tener paciencia, es una transición" | Hablando con Giovanni Savarese

El nuevo entrenador de Portland Timbers dialogó con FutbolMLS sobre el reto que representa el inicio de temporada con su equipo.
19 Abr 2018 – 2:03 PM EDT

En esta edición de Hablando Con, Giovanni Savarese, flamante técnico de Portland Timbers, y ex jugador y seleccionado venezolano profesional de gran trayectoria, hace un balance de su vida en el fútbol y charla sobre su pasión por el deporte y los nuevos retos a los que se está enfrentando en su nueva faceta como entrenador en la MLS.

Savarese, quien tiene la perspectiva de haber sido jugador en desarrollo, futbolista profesional en ligas alrededor del mundo incluyendo la MLS, seleccionado de Venezuela y ahora técnico, conoce el deporte rey a fondo, pero sabe que para llegar a ser el mejor, debe ser un estudiante continuo, encontrando siempre la manera de mejorar. En su primer reto como entrenador en la liga norteamericana, Savarese ha renovado la plantilla del equipo, y está trabajando con un enfoque sobre buen juego y manejo del balón.

Savarese y Portland Timbers se preparan para recibir a New York City FC, actual puntero de la liga, el domingo (6 p.m. ET; FOX Deportes, FS1) en lo que será un choque muy anticipado esta semana, y uno en el que Savarese y Portland buscarán seguir por la senda de la victoria luego de conseguir sus primeros tres puntos de la campaña la semana pasada ante Minnesota United FC.

¿Cuáles son tus sensaciones luego de cuatro meses al mando del equipo?

“Primero que todo contento de tener esta oportunidad de trabajar con Portland Timbers, un club que tiene una gran cultura, que tiene un grupo de aficionados extraordinarios, una ciudad que vive de verdad el fútbol, y soy un afortunado de ser el técnico de este club, el cual poco a poco, cada partido, vamos agarrando confianza. La verdad que estoy muy contento de estar aquí en
esta ciudad”.


Tienes algunos jugadores en tu equipo que están peleando por puestos en sus respectivas selecciones. También cuentas con jugadores jóvenes que seguramente sueñan con algún día llegar a defender los colores de su país. ¿Qué mensaje tienes para ellos para que puedan lograr esa meta?

“Siempre un jugador tiene ese lado en su corazón, el lado importante de querer representar a su selección, de representar a su país, y creo que esto es muy importante. Creo que el hecho de jugar estos partidos a nivel internacional hace que los jugadores crezcan mucho más, ya que tienen que competir con jugadores de altísimo nivel. Creo que un futbolista siempre tiene que darle su corazón tanto al club al que pertenece y a su selección, y tener esa posibilidad y vitrina para seguir creciendo como jugador”.

Tuviste una larga carrera como jugador, con pasos por el fútbol europeo, estadounidense, sudamericano, ¿con cuales momentos te quedas de tu carrera como futbolista?

“La verdad que he sido un afortunado de haber podido jugar en tantos lugares diferentes, y poder aprender tanto en cada lugar. ¿Con qué me quedo? Me quedo con todo. Todo, porque todo me ha ayudado. Todo me ha dado sensaciones importantes. Los buenos momentos, los malos momentos. Soy un apasionado a esto, lo hice porque siempre era mi pasión seguir el fútbol y representar a mi país. De verdad que los partidos de clasificación a los mundiales, y los partidos de importancia con el club, para ganar cosas importantes, identificarme con la fanaticada que venía a los partidos a seguir al equipo y la selección, siempre han sido cosas para mí muy importantes y que me han hecho sentir esto de una manera importante. Por eso me quedo con todo. Todo lo que viví como jugador y todo lo que estoy viviendo ahora como técnico en esta nueva faceta de mi vida”.


Jugaste en la MLS en varios momentos de tu carrera, incluyendo durante la temporada inaugural en 1996 con MetroStars, ¿cuáles crees que son las diferencias más grandes de tu tiempo en la MLS como jugador a tu presente como técnico?

“Primero, orgulloso de haber participado en el comienzo de esta liga. Ser pilar de lo que ha sido la construcción de Major League Soccer que por supuesto ha crecido muchísimo. Los fanáticos en el primer año, el segundo año, teníamos muchos fanáticos en la MLS. Pero lo que sí se ha visto es que esta fanaticada es una que ha llegado para quedarse, para apoyar a su equipo, no es una situación como aquel entonces en la cual era de momento, una euforia de tener una liga profesional. Ahora la gente si es apasionada a su club, entienden más de fútbol y aparte la infraestructura, cada equipo tiene su propio estadio, tiene grandes jugadores que entran por fuera del [tope salarial] mediante TAM, que permite a los equipos a construir una plantilla mucho más competitiva, entonces el fútbol mejora. Entrenadores que han venido creciendo más y más dentro de la liga. Hay una vitrina mucho más grande. La verdad, esta liga ha crecido mucho y aún le falta crecer y creo que será una de las mejores ligas, sino la mejor, en el futuro”.

¿Alguna anécdota para mostrarnos el cambio de la MLS desde esos primeros años hasta ahora?

“En ese tiempo existía la emoción y fanaticada, como en ese partido contra el Galaxy que jugamos en el Rose Bowl. A la final pensábamos que llegarían 20 mil personas, que era ya mucho, y terminaron llegando casi 70 mil. Ha crecido para llegar a ser una liga de más de fútbol de verdad, y con una gran infraestructura y eso se ve también dentro de la Major League
Soccer, dentro de lo que es la oficina de la MLS, cuánta gente está trabajando para que siga creciendo la liga y haciendo que sea una liga más competitiva”.

El equipo lleva cinco partidos jugados y hemos visto, por momentos, buen juego y dominio del balón. Sin embargo, sólo han logrado ganar un partido, el último disputado, en lo que van de la temporada. ¿Qué tienen que mejorar y cómo están trabajando para poder asegurar que esta última victoria no sea efímera?

“Bueno primero, creo que hemos tenido un difícil inicio de temporada, el hecho que hemos tenido que viajar mucho, hemos tenido que jugar tres veces en la [Costa Este]. Jugar contra el Galaxy fue el viaje más cercano, y después ante Dallas, que tampoco es tan cerca. Pero he visto un crecimiento en el equipo como lo venías diciendo. Creo que el partido de Orlando y el partido de Chicago seguramente podríamos haber merecido algo más. Pero sabíamos que teníamos que tener paciencia porque es toda una transición, una nueva ilusión, una evolución, hay que tener la calma para saber que estamos haciendo una transición y trabajando hacia un punto y vamos poco a poco llegando ahí. La victoria y la posibilidad de jugar en casa fue importante para nosotros, y creemos mucho en lo que estamos haciendo, creemos mucho en nosotros, y creemos que tenemos que mejorar, como todos los equipos tienen que mejorar en ciertos aspectos. Esto es algo que nunca terminaremos de hacer, siempre habrá cosas en las que podamos mejorar o tengamos que mejorar. Pero estoy muy contento con el grupo, creo que el grupo está asimilando poco a poco cada partido más lo que queremos, y nada, el equipo muy motivado y sobre todo entusiasmado en lo que se viene este fin de semana, que va a ser un rival muy fuerte, muy duro, un equipo que viene muy bien. Es uno de los mejores, sino el mejor de la liga en este momento, entonces está la ilusión de conseguir un resultado importante en casa y contra un buen equipo”.


¿Qué estilo de juego estás buscando imponer con sobre la cancha, y qué le pides a tus jugadores antes de que pisen el césped?

“Primero que todo, creo que un técnico tiene que evaluar siempre desde adentro lo que tiene y qué es la mejor situación para un grupo. Creo que nosotros nos hemos acomodado muy bien, creo que hemos logrado conseguir un equilibrio importante donde empezamos a ver nuestros jugadores más importantes mostrando buen fútbol. La asociación de [Sebastián] Blanco, [Diego] Valeri, [Fanendo] Adi, [Samuel] Armenteros ha venido creciendo más y más. Creo que defensivamente, más allá de que en ciertos momentos hemos todavía recibido goles, creo que hemos mejorado. Yo creo que mientras más minutos vamos teniendo, mientras más jugadores van entrando, podemos ver lo que cada uno nos puede dar. Yo creo que el equipo va creciendo”.

Háblanos sobre las nuevas contrataciones que se han hecho en cuanto a jugadores y de lo que buscas de jugadores como Samuel Armenteros, Andy Polo y Cristhian Paredes.

“Todos jugadores diferentes, el uno del otro, que traen algo más que no teníamos. Armenteros, un delantero muy dinámico, con experiencia, con gol, que puede jugador sea con Adi o solo. Polo, un jugador de mucha calidad, de muy buen dominio de pelota, rápido. Paredes, luchador en la media cancha. Hemos traído a jugadores que creo que complementan, que nos dan más profundidad en la plantilla, y que sin duda se han entregado desde el principio a este proyecto y a este club”.

¿Hay algún otro jugador que te ha sorprendido desde que tomaste el mando del equipo a principios del año?

“A mí todos me sorprenden siempre en cada entrenamiento, en el sentido de que todos vienen a trabajar, a mostrarse, a competir por un puesto, y la verdad es que eso quieres como técnico, que haya esa competencia, entre el uno y el otro para tratar de mejorar, y por ahora creo que vamos por buen camino”.

Diego Valeri fue elegido el MVP de la temporada pasada, ¿qué le aporta al equipo tanto dentro como fuera de la cancha?

“Es un jugador de gran experiencia, de gran calidad, que tiene gol. No es fácil conseguir mediocampistas que puedan dar asistencias y a la misma vez tener gol. La verdad que es un jugador muy importante en este club, porque también se ha compenetrado con el club, con la cultura del club, con la ciudad, es una persona muy carismática, y la verdad que Portland ha sido muy afortunado de tener un jugador de la calidad de Valeri”.


Entre los jugadores latinoamericanos del club, ¿notas una diferencia en estilo de juego? Por ejemplo, diferencias entre el juego de los argentinos como Valeri y Blanco y Polo, peruano, y Paredes de Paraguay.

“Creo que, sobre todo con la experiencia que tengo en Sudamérica, cada nación tiene su identidad y los que usualmente crecen en esos países tienen ciertas características de esa cultura. Pero también hay jugadores diferentes dentro de cada país. Creo que los jugadores de nosotros, lo que tienen en común, estos jugadores latinos, sudamericanos, centroamericanos, todos tienen muy buen trato de pelota, y eso es lo más importante para mí. El sentirse cómodo, ya sea en cuanto a [gambetear], con velocidad, de toque rápido, de presión y ganar pelotas, al final lo importante es que individualmente se sienta cada uno con la pelota, porque de ahí puedes construir mucho”.

¿Qué es lo que más disfrutas de ser entrenador? ¿Qué es lo que menos disfrutas?

“Lo que más disfruto es el estar constantemente trabajando en la cancha, con los jugadores, pensar en cómo mejorar a cada uno, como mejorar al equipo, es también esos momentos difíciles que te ponen a pensar en cómo solucionar algún problema o adaptarse a alguna situación. El ser entrenador no es solamente la táctica, es tanto más, es entender la idiosincrasia de cada jugador, cómo unir al grupo, y la verdad que para mí es mi vida. Va más allá de ser un trabajo, es una pasión. Lo disfruto con sus presiones, con sus dificultades. Las entiendo y por eso no me pesan tanto. Es normal que el fanático tenga su opinión, que un dueño tenga su opinión.


¿Qué es lo más difícil?

"A veces, el no conseguir las victorias, el constante viaje, pero la presión del fin de semana para algunos, pero para mí, todo lo que te acabo de mencionar es lo que me hace adorar esta profesión”.

¿Algún entrenador al que admiras?

“Para mí, todos los entrenadores que he tenido me han enseñado cosas buenas y malas. Soy uno que ve mucho fútbol y me gusta analizar a los equipos y aprender de cada uno. Ver qué me gusta, qué hacen bien. He tenido suerte de viajar y ver a varios equipos trabajar: el Barcelona, el Real Madrid. A mí me gustan los técnicos que tratan de jugar al fútbol, que contratan a jugadores con buen dominio de pelota, gente que no tiene miedo de proponer, pero también hay que ser inteligente y no ser cabezadura y querer proponer cuando no tienes las piezas necesarias. Creo que hay muchos técnicos interesantes, por supuesto Guardiola, Klopp, Sarri, Wenger, que, aunque lo critiquen, es un genio del fútbol, y cómo podemos dejar de lado a Sir
Alex Ferguson, quien estuvo al mando de un club tan exitoso por tantos años y con quien tuve el placer de sentarme a hablar con él. Todo enriquece y para mí todo esto es importante”.

¿Algún pronóstico para el mundial?

“Lo tengo pero no la voy decir. Pero si tengo un ‘feeling’ de que hay una selección que está andando por buen momento y que sobre todo tiene una importante espina para sacarse, y por eso creo que ganará este Mundial”.


RELACIONADOS:MLSPortland Timbers CF

Más contenido de tu interés