null: nullpx

NY Red Bulls derrota 2-0 a Philadelphia y BWP le gana el Botín de Oro a David Villa

Hasta triple alegría para los neoyorquinos en visita a Philly: Bradley Wright-Phillips se coronó como máximo goleador, ganaron y son líder del Este.
23 Oct 2016 – 6:38 PM EDT

New York Red Bulls le ganó con autoridad 2-0 a Philadelphia Union en el Talen Energy Stadium y el goleador taurino Bradley Wright-Phillips se aseguró el Botín de Oro de la MLS por segunda vez.

El goleador inglés le ganó la carrera al goleador del odiado vecino – a David Villa de New York City FC – por dos goles al anotar uno más en la tarde del domingo. BWP apuntó su nombre entre los artilleros más letales en la selecta lista de bicampeones de goleo en la historia de la MLS.

Red Bulls tenía muy poco que ganar colectivamente en el cierre de campaña, ya que el liderato de la Conferencia Este lo tenía en la bolsa realísticamente. Sin embargo, el Botín de Oro estaba en juego para su goleador Bradley Wright-Phillips y el segundo mejor record de asistencias para Sacha Kljestan. Por lo que Jesse Marsch se arriesgó con arsenal completo.

El susto no fue menor para los taurinos cuando en los primeros minutos Kemar Lawrence quedó tendido varios minutos tras una plancha. Lawrence se reincorporó sin mayor problema minutos después.

Los neoyorquinos se asentaron con comodidad en el campo de Philly y encontraron los espacios para hacer daño y que sus jugadores ofensivos se aseguraran los reconocimientos individuales.

A los 26 minutos, Aurélien Collin metió un pase filtrado saltándose la media cancha, para dejar mano a mano a BWP con Andre Blake. Wright-Phillips se quitó al arquero jamaiquino con un sombrerito y firmoo su gol número 24 de la campaña ante una desguarnecida portería.

En la segunda mitad, Kljestan registró su pase para gol número 20 de la temporada al minuto 57. Tras un taconazo de Dax McCarty, Sacha sacó un servicio cruzado que Alex Muyl mandó a la red. Muyl ya había tenido chances de marcar en el partido, habiendo incluso estrellado un remate en el travesaño.

Todo parecía perfecto para los Red Bulls. Sin embargo las estadísticas oficiales le quitaban su asistencia a Kljestan que lo convertía en solitario en el segundo jugador con más pases para gol en una sola temporada en la historia de la MLS. El ligero desvío de un defensor lo privó de esa hazaña.

Philly hizo lo que pudo pero no tuvo ni la contundencia ni la suerte necesaria. Alejandro Bedoya le pegó al poste y la pelota se paseó por el área chica sin que nadie la empujara, Chris Duvall no marcó un autogol porque Luis Robles reaccionó a tiempo y Roland Alberg le pegó desviado en la más clara que tuvo.

Union llega a los Playoffs como un equipo de relleno, sin haber podido ganar en sus últimos siete partidos y como el sexto y último lugar del Este. Mientras que los taurinos confirmaron que van por todo, con una segunda parte de la temporada en la que marchan con 16 partidos invictos y en la cual su última derrota data de principios del mes de julio.

RELACIONADOS:MLSPhiladelphia UnionNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés