null: nullpx

New York Red Bulls busca que Gonzalo Verón se transforme en una amenaza para los rivales

El delantero argentino jugó los últimos 30 minutos de la victoria por 2-0 ante Orlando City SC y dejó conforme al técnico Jese Marsch.
14 Jul 2016 – 10:42 AM EDT

HARRISON, N.J. - New York Red Bulls derrotó el miércoles por la noche a Orlando City SC. El 2-0 final no solamente sirvió para que el equipo de Jesse Marsch volviera a sumar de a tres puntos después de cuatro partidos sin victorias, sino que también fue una buena ocasión para ver que Gonzalo Verón sigue teniendo un papel importante dentro de RBNY.

El jugador franquicia argentino comenzó el partido en el banco de suplentes. El joven atacante Alex Muyl se quedó con la titularidad en la posición que hasta hace pocos días era de Lloyd Sam, hoy futbolista de D.C. United. La baja del inglés hacía pensar que Verón tendría poco menos que asegurada una plaza en el once inicial de su equipo, pero el entrenador de los Red Bulls ve en la figura de Verón otro tipo de potencial.


“Gonzalo entró en la cancha en el momento justo”, dijo a FutbolMLS.com Marsch, quien hizo entrar en la cancha al bonaerense cuando todavía quedaba media hora de juego por delante. “De inmediato se transformó en una amenaza para Orlando. En una situación ideal él podría haber marcado uno o dos goles esta noche”, añadió con satisfacción. “Todavía estamos tratando de poder explotar un poco más sus jugadas.”

Verón no jugó esta noche ‘de Lloyd Sam’ o ‘de Mike Grella’, atacando por las bandas. Sino que su papel fue el de jugador neto de área, reemplazando a Bradley Wright-Phillips, el especialista de la casa en la materia. En los 30 minutos que estuvo sobre el césped del Red Bull Arena el exSan Lorenzo de Almagro tuvo varias ocasiones, todas ellas desviadas por el arquero Joe Bendik o malogradas por los defensores del equipo visitante.

“Cuando entró él fue exactamente lo que necesitábamos en ese momento”, prosiguió Marsch. “Cuando el rival nos presiona Gonzalo nos sirve para tener permanente al otro equipo bajo la amenaza de que podemos volver a hacerles un gol.”

“Si Verón hubiera hecho esta noche un gol ahora todos estaríamos diciendo que tuvo un gran partido”, finalizó el entrenador. “Tenemos que seguir buscando maneras de que él pueda darnos más goles.”

El atacante argentino estaba feliz tras el partido. Recorrió parte de la cancha con su pequeña hija y antes de entrar en el vestuario ratificó sus sensaciones positivas. El atacante sudamericano parece conforme con este intento de encontrarle una nueva posición en la cancha. Los movimientos necesarios para llegar al gol están. Sus ganas de ser protagonista siguen intactas. Como dice el head coach solamente es necesario que los tantos firmados por el número 30 de los Red Bulls comiencen a llegar en esta segunda parte de la temporada.

RELACIONADOS:MLSNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés