null: nullpx

New York City FC remonta un partido de infarto y vence a DC United, 3-2 en los últimos minutos

Con doblete de Frank Lampard y otro tanto de David Villa, NYCFC consiguió una victoria muy importante que los pone de nuevo como líderes de la Conferencia del Este.
2 Sep 2016 – 9:09 PM EDT

EL BRONX, N.Y. - New York City FC no jugó bien, pero ganó. Con diez minutos brillantes de sus jugadores franquicia el cuadro de 'la Gran Manzana' selló un agónico 3-2 frente a un valiente D.C. United. Tres puntos que se festejaron por todo lo alto y devolvieron al cuadro azul cielo la primera posición en la Conferencia Este.

El equipo de la capital estadounidense cambió la piel. De alguna manera las adiciones del mercado estival cambiaron para bien (y de manera ostensible) al conjunto de Ben Olsen. El Negro-y-Rojo desde hace un puñado de partidos es un equipo que propone en lugar de ser el que resiste los embates del rival. Y eso es lo que se vio el jueves por la noche en el Yankee Stadium.

Desde el inicio del encuentro la visita robó la iniciativa al local. La velocidad física y mental de Luciano Acosta, las incursiones por las bandas de Lloyd Sam y Patrick Nyarko y el hambre de gol de Patrick Mullins fueron un plato que el cuadro celeste no esperaba probar en la primera mitad.

Dejando de lado buenos disparos de media distancia a cargo de Andrea Pirlo y Tommy McNamara el dueño de casa poco pudo hacer frente al dominio de D.C. United. Las diferencias en el juego se hicieron visibles en el marcador en el 35’, cuando Sam batió al portero Josh Saunders tras una jugada en la que el balón corrió de izquierda a derecha. Acosta-Nyarko-Sam, la combinación del gol.

El segundo tiempo comenzó con dos cambios en la alineación de NYCFC; Steven Mendoza sustituyó a McNamara, mientras que Federico Bravo entró por Andoni Iraola. De la mano de estas adiciones se registró cierto cambio de actitud en los hombres de Patrick Vieira, que buscaron arrebatar la iniciativa a la visita.

Pero la efectividad y las ocasiones más claras siguieron siendo para D.C. United. El conjunto visitante -atento y con acciones quirúrgicas- siguió llevando peligro al área local. Situaciones válidas para aumentar el marcador que no se concretaron, pero que siguieron justificando la victoria parcial del revivido cuadro del Distrito de Columbia.

El peso individual de jugadores como Pirlo, David Villa, Frank Lampard y Jack Harrison llevó al conjunto del Bronx a generar algunas ocasiones interesantes, nunca bien resueltas, nunca bien terminadas. Dentro de esa incertidumbre y rendimiento desigual de parte de los dueños de casa el DCU se apegó a su libreto original. Esperar a NYCFC y soltar su fútbol de la mano de Acosta, Mullins y Sam.

Pero tanto va el cántaro a la fuente, tanta calidad tienen algunos futbolistas de New York City FC, que a 10 minutos del final Villa se coló entre los centrales de D.C., los superó en velocidad, y con un disparo raso consiguió el 1-1. Ese tanto fue el número 17 del asturiano en la temporada regular, lo que lo puso en la primera posición de la tabla de goleo.

El final del partido fue de locura. Los celestes olieron sangre y se fueron sin pensarlo a buscar la victoria que les podría devolver la primera posición en la Conferencia Este. En el 85' Lampard -que fue homenajeado antes del encuentro por haber anotado 300 goles en su carrera profesional- consiguió el gol que, finalmente, prometía una victoria. 301 para 'Super Frank', éxtasis en las gradas del Yankee Stadium.

Pero en tiempo de descuento, cuando los locales parecían más centrados en celebrar la victoria parcial, un cabezazo de Lamar Neagle -tras un tiro de esquina lanzado desde la derecha- metió el miedo en el cuerpo a los locales. Pero Lampard -sí, otra vez él, en el Frank Lampard Day, según decretó el alcalde de Nueva York- anotó el quinto gol de la noche -el segundo de su cuenta personal, el de la victoria definitiva- frente a un estadio completamente entregado.

Partido memorable. Emocionante. Quizás demasiado duro para un D.C. United que jugó bien durante casi toda la extensión del encuentro. Sin hacer caso a la lógica New York City FC ganó como ganan los grandes. Impulsado por sus figuras. Como recomiendan los manuales. Ah, y para Lampard la cuenta se fue a 302.


RELACIONADOS:MLSNew York City FCD.C. United

Más contenido de tu interés