null: nullpx

Lo Mejor del 2018: Atlanta United se corona como campeón de la mano de 'Tata' Martino

En apenas dos temporadas de existencia el equipo del entrenador argentino alcanzó lo más alto de la liga norteamericana en base a buen fútbol, grandes talentos y un legado que se propaga por toda la MLS.
17 Dic 2018 – 2:08 PM EST

Si, como dice el tango, "20 años no es nada"... ¿Qué representan apenas dos temporadas? Una buena cantidad de equipos de la MLS -varios de los antiguos, y muchos de los modernos- tras dos años de acción todavía estaban buscando definirse, saber cómo iban a ser en un estado de madurez, aún se estaban definiendo. Pero no es el caso de Atlanta United FC.

El conjunto de 'las Cinco Bandas' cerró su segundo año de competición alzando su primera MLS Cup. Atlanta es campeón, un campeón casi instantáneo, pero que con su conquista lanza a todo el ambiente del fútbol norteamericano una serie de efectos de larga duración. Probablemente revolucionarios y que de aquí en adelante se conviertan en norma, en uso y costumbre para los clubes de la Major League Soccer.


El milagro deportivo y social de Atlanta United no tiene un único padre, pero sí cuenta en Gerardo Martino un nombre del que no se puede escapar. Otros contribuyeron de manera relevante, pero ninguno como lo hizo en dos años y medio el entrenador argentino, que sale del club por la puerta grande.

Martino fue esencial en la elección de los jugadores que integrarían el plantel inaugural en la temporada 2017. 'El Tata' fue tanto o más importante aún al dotar a un conjunto novato [porque en 2018 aún lo era] de la fortaleza necesaria para ser campeón. La MLS es una liga dura, que no disculpa ni disimula errores. En el año que termina el rosarino pulió y mejoró su producto, hasta entregar al club un equipo probablemente irrepetible.


De cero a cien. From zero to hero. Martino llevó a un grupo de jóvenes y veteranos locales junto a alguna adiciones sudamericanas estratégicas y de alto valor de ser un puñado de desconocidos a una franquicia campeona, que puede estar fijando nuevas normas para el futuro de la liga.

JOSEF Y MIGGY

La historia contemporánea de la MLS no podrá escapar a la gran sombra que durante años proyectará la dupla Martínez-Almirón. Un binomio que probablemente no se extienda a futuro, teniendo en cuenta los rumores cada vez más insistente que hablan de la inminente salida del volante ofensivo paraguayo hacia la Premier League inglesa.


'Josef y Miggy' formaron una marca registrada. Desde que comenzaron a jugar juntos en 2017... pero de manera especial en 2018. El artillero venezolano [ganador de todos los reconocimientos imaginables este año] reconoce que casi nada le hubiera sido posible de no haber tenido a Almirón a su lado. Martino y su ahora amigo guaraní cambiaron la carrera de Josef Martínez para siempre.


Hoy el 7 de Atlanta es el goleador más en forma de todo el continente americano. Nadie -incluyendo a los equipos más importantes de México y Sudamérica- cuenta con un atacante más en forma y más voraz. Los números pueden ser una anécdota, pero los registros del 'chamo enojado' son indiscutibles. Botín de Oro, Jugador Más Valioso, símbolo de Atlanta United. Martínez -si todo transcurre como el club desea- será por varias temporadas el símbolo presente del conjunto rojinegro.


Almirón, por su parte, será la cara de la alegría, la magia, las jugadas que nunca antes se habían visto en la MLS. Tiene todo para destacar en Europa. Tiene todo -también- para regresar al Mercedes-Benz Stadium cuando lo desee. Es su casa. Es parte de la historia deportiva de la ciudad que lo ha adoptado como propio.

EL LEGADO VISIBLE Y EL LEGADO INVISIBLE

El legado visible es la MLS Cup, a la que Atlanta toda se abraza como si de una hija pródiga se tratara. Visible también es lo que el equipo ha generado desde su nacimiento, y que se traduce en partidos presenciados por multitudes. Incluso cuando el club todavía jugaba en el Bobby Dodd Stadium. Como palpable es la idea de juego que Gerardo Martino y la directiva han forjado. Pasará mucho tiempo antes de que Atlanta United piense en desviarse de las coordenadas futbolísticas que estos dos primeros años de vida representaron.


La herencia invisible, no aparente a primera vista, tiene que ver con las ideas. El Atlanta United FC campeón prueba que dentro del fútbol internacional puede aparecer y consolidarse un nuevo circuito. Hasta hoy -de manera casi irrefutable- los mejores jugadores sudamericanos buscaban el salto directo a Europa desde sus países de origen.

La final ganada por Atlanta certifica que eso puede estar cambiando. La transformación no es propiedad exclusiva del club del estado de Georgia, pero sí este equipo ha sido el que la ha puesto en el primer plano como ninguno otro de sus pares. Hoy, jugar en un equipo de primera línea de la MLS es una plataforma casi tan potente como destacar en los mejores clubes de Sudamérica. Es más... la MLS puede haberse convertido en el punto de salto ideal para que un talento latinoamericano pueda amplificar su potencial antes de dar el salto a Europa.

Antes de que el equipo comenzar a jugar, esta es la idea que Martino 'vendió' a sus figuras. Por eso 'Tito' Villalba [ganador de la Copa Libertadores en 2014] fue el primer fichaje de Atlanta United. Por eso Miguel Almirón [el mejor enganche de la primera división argentina antes de de entrar a la MLS] aceptó el desafío. Por eso Josef Martínez [ya con algunos años de experiencia en Europa] decidió vestir de negro y rojo para relanzar su carrera. Por eso el de Atlanta es un experimento exitoso. Por eso un jugador fichado en Sudamérica por 8 millones de dólares podría ser vendido a un club inglés por 20 o 25 millones, con un nuevo título bajo el brazo. Por eso los mercados del Cono Sur miran definitivamente a la Major League Soccer de otra manera.


Ese legado de Atlanta United FC [casi invisible para muchos por ahora] comienza a extenderse a otros clubes. LAFC vio oportunidades similares al fichar al uruguayo Diego Rossi. Los Red Bulls hicieron lo propio con 'Kaku' Romero Gamarra. New York City pensó algo similar al incorporar a Jesús Medina. Y la lista sigue reuniendo firmas.

Atlanta United puede tener la ventaja inicial de haber tomado la iniciativa. Y puede ampliar la ventaja inicial al contar en su plantel con un jugador clave en la obtención de la Copa Sudamericana de 2017 (Ezequiel Barco) y todo indica que se hará con el que probablemente sea el mayor talento del equipo que acaba de ganar la Copa Libertadores 2018 ('Pity' Martínez). Pero el modelo a seguir es algo que todos los equipos -independientemente de su capacidad financiera- pueden de una u otra manera aprovechar.


De la mano de 'Tata' Martino, Atlanta fue campeón de la liga. Aunque físicamente no trabaje más en la MLS, de la mano del rosarino, toda la competición norteamericana mejoró gracias a dos años de trabajo y de logros entrañables.


RELACIONADOS:MLSAtlanta United FC

Más contenido de tu interés