null: nullpx

LAFC: Bob Bradley y M.A. Kaye reclaman una discusión real sobre cuestiones sociales

El técnico y el centrocampista se refirieron a su apoyo a la causa de Black Lives Matter.
28 Ago 2020 – 06:54 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Cuando el entrenador de LAFC Bob Bradley y el centrocampista Mark-Anthony Kaye hablaron con la prensa como previa del partido del domingo frente a Seattle Sounders, poco se habló sobre fútbol.

Técnico y discípulo se concentraron en la justicia social, y en luchar junto al movimiento social Black Lives Matter, en contra de la inequidad racial, la brutalidad policial y mucho más.

Bradley comenzó su intervención sobre una profunda declaración sobre la injusticia, la división en Estados Unidos, el trabajo de la policía, y más.

"Como entrenador, siempre pensamos en 'nosotros'; hablamos de un equipo. Sobre lo que somos, sobre lo que representamos. Hoy, cuando pienso en 'nosotros' no solo pienso en nuestro equipo. No solo LAFC. Para mí hoy 'nosotros' sería toda la gente que realmente quiere cambios. Y se que ellos no son todo el mundo. Porque la retórica de la división, las mentiras y la desinformación viene de otra gente. De lo único que escuchamos hablar es miedo", expresó Bradley.

"Hacen parecer que 'ellos' están viniendo a nuestro pueblo, a nuestra ciudad. No se quiénes son 'ellos', pero si se quiénes somos 'nosotros'. Y se que no estamos haciendo bien las cosas cuando esa retórica, esa división, esa desinformación, esas mentiras se quedan con lo que nosotros debemos ser, sobre lo que debemos hacer".

"Necesitamos tener una discusión real sobre la policía. Eso es simple. Creo que la mayoría de gente en Estados Unidos lo entiende. Pero también apoyamos a la policía. No somos anti policía. De alguna manera, tenemos que ser mejores y más inteligentes cuando hablamos de brutalidad policial. Tenemos que asegurarnos de que esa protesta es pacífica, porque si no lo es terminará en la noticias, o en las redes sociales y dañarán nuestros esfuerzos para hacer que las cosas sean como tienen que ser", insistió el entrenador.

"El 'nosotros' en esta caso somos todos los que vemos estos videos, estos asesinatos, estas familias tan tristes. No podemos permitir que las mentiras, esta retórica y esta desinformaci´on se metan de por medio en lo que tenemos que hacer. Debemos encontrar la manera de cambiar eso. Tenemos que dar con la manera de hablar respetuosamente con los policías, la policía tiene que encontrar nuevas maneras de hacer su trabajo. Tenemos que asegurarnos de que estamos ganando este momento. Porque si no lo hacemos las palabras estratégicas de la otra gente se van a quedar con todo el cambio que queremos hacer".

Kaye es miembro de Black Players for Change y ha sido uno de los líderes del movimiento desde que las protestas generalizadas se extendieron por todo el país tras el asesinato de George Floyd por la policía en Minnesota.

“El fútbol es una gran parte de mi vida, pero ahora mismo hay muchas cosas en el mundo que son mucho más importantes que el deporte”, dijo Kaye.


LAFC era uno de los equipos programados para jugar el miércoles por la noche, pero se quedó fuera, ya que los juegos en Estados Unidos se pospusieron en movimientos liderados por jugadores para protestar contra la injusticia social después del tiroteo policial de Jacob Blake en Kenosha, Wisconsin.

Kaye reveló que antes de que comenzaran las discusiones en su vestuario sobre si el equipo jugaría o no, él ya había decidido personalmente que no iba a participar en el juego. Cuando transmitió ese mensaje a sus compañeros de equipo, y por qué sintió que era lo correcto, lo apoyaron.

"Mis jugadores y compañeros de equipo me brindaron un inmenso respeto y apoyo", dijo Kaye. "Una vez que expresé mis sentimientos, todos me respaldaron. El miércoles fue un gran momento para saber que no solo los negros están en esta lucha, son todas estas otras razas y etnias las que quieren terminar con el racismo porque afecta a todos".

Los hechos históricos del miércoles muestran la solidaridad entre los jugadores en la lucha contra el racismo. Bradley cree que el mensaje transmitido fue de fuerte apoyo y es optimista acerca de lograr un cambio real, siempre y cuando no nos dejemos dividir.

"Creo que hay suficientes personas en el lado correcto de todo esto", dijo Bradley. "Pero hombre, oh hombre, si dejamos que las palabras y las mentiras nos dividan, entonces están ganando. Entonces no somos inteligentes, entonces no somos lo suficientemente buenos. Eso es lo que me pasa por la cabeza en este momento".

Cargando Video...
Bucks vs racismo: el recuento de las protestas por Jacob Blake
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSLAFC

Más contenido de tu interés