null: nullpx

La recuperación de Frank Lampard abre espacio para la ilusión en New York City FC

El jugador franquicia de 38 años realizó un gran partido frente a Philadelphia Union. ¿Cómo se compara su situación actual con la vivida en 2015?
21 Jun 2016 – 4:05 PM EDT

Frank Lampard firmó ante Philadelphia Union su mejor partido en la temporada 2016, y probablemente también su mejor actuación desde su llegada a la Major League Soccer.

Al veterano volante inglés -que acaba de cumplir 38 años- el cese de actividades durante las dos primeras semanas de competición de la Copa América Centenario parecen haberle sentado de maravilla. De intervenciones cortas y poco trascendentes en recientes partidos ante Real Salt Lake, Orlando City y el 0-7 frente a New York Red Bulls (todos ellos jugados antes del inicio del torneo de selecciones), Lampard pasó a ser titular y completar una notable actuación contra el equipo de Jim Curtin.



El primer tiempo de Lamps ante el Union fue brillante. No solamente abrió el marcador para New York City FC, sino que -como él mismo evaluó después de ese partido- estuvo en condiciones de marcar un par de tantos más. El técnico Patrick Vieira dio al ex centrocampista del Chelsea una responsabilidad ofensiva que fue de mucho provecho para el equipo celeste. Cuando Mikey López sustituyó a Frank Lampard en el minuto 75 el Yankee Stadium por primera vez en el año cambió los gritos de repudio por los aplausos hacia el jugador franquicia que lleva el 8 en la espalda.

Esta especie de ‘resurrección’ futbolística del volante se produce pocos días antes de la apertura del mercado de transferencias de verano. El sorprendente estado de forma de Lampard podría cambiar de manera importante los planes de incorporación de nuevos nombres que NYCFC seguramente pondrá en marcha próximamente. Pocos de los que están en el actual plantel del conjunto del Bronx o de los que puedan llegar en el futuro están en condiciones de quitar el puesto al Lampard vencedor y en forma que apareció el sábado por la tarde.



Pero aparecen dudas razonables, lógicas. Desde que se sumó a New York City FC la condición atlética del ex seleccionado inglés ha sido un gran interrogante. En 2015 Lampard apenas pudo estar presente en diez partidos con su actual equipo. Su acondicionamiento para la MLS y la recuperación de lesiones que aparecieron durante sus primeros entrenamientos con el equipo del City Football Group postergaron su debut hasta el 1 de agosto del año pasado. Veinte minutos ante Montréal Impact y su titularidad en el último clásico neoyorquino de la temporada pasada fueron suficiente para volver a enviar a Lampard al dique seco.

Tras unos veinte días de recuperación la estrella regresó para -esta vez sí- jugar la totalidad de los últimos ocho juegos de la temporada regular. Cuando el primer año del conjunto celeste estaba prácticamente vendido y sin opciones de clasificar a los Playoffs fue el momento en el que Lampard mostró algo de su calidad.

Hasta el último sábado los mejores momentos del londinense en New York City FC quedaron encapsulados entre mediados de septiembre y mediados de octubre de 2015. En un período desesperado del equipo dirigido entonces por Jason Kreis, la efectividad y la determinación de Lampard se hicieron notar, especialmente en la victoria por 2-0 frente a Toronto FC del 16 de septiembre y en el 1-2 ante Vancouver Whitecaps que se jugó 13 días después. En ambas ocasiones el británico abrió el marcador para la escuadra neoyorquina.



Con la llegada de la temporada 2016 los problemas musculares volvieron a aparecer. Frank Lampard -con recurrentes problemas en sus pantorrillas- no pudo completar la pretemporada junto al plantel de Vieira y estuvo fuera de la convocatoria en los 12 primeros partidos de la presente temporada regular. Frente a Philadelphia Union el volante jugó apenas su cuarto encuentro del año, el primero de ellos como titular.

¿Puede sostener Lampard de manera estable el nivel mostrado contra el líder de la Conferencia Este?

Si la respuesta es afirmativa, si finalmente ha conseguido sanar o controlar a sus crónicas dolencias, entonces NYCFC acaba de cerrar a un ‘fichaje’ con capacidad de ser determinante en la trayectoria del conjunto neoyorquino hacia su primera clasificación a la postemporada. Si -en cambio- las prestaciones de FJL siguen atadas a una condición física con altos y bajos la historia de 2015 tiene muchas opciones de repetirse. Lampard podría volver a ser una figura eventual que aparezca y desaparezca de manera alternativa sin terminar de dejar huella en la MLS 2016.

RELACIONADOS:MLSNew York City FC

Más contenido de tu interés