null: nullpx

Jozy Altidore cumple 100 partidos con la selección de Estados Unidos ¿Cuánto ha aportado?

El delantero de Toronto FC es el tercer máximo goleador de la selección estadounidense y tiene más de una década entre MLS y Europa a sus 27 años.
31 Ene 2017 – 12:56 PM EST
Reacciona
Comparte
Jozy Altidore Estados Unidos Crédito: USsoccer.com

Son pocos los futbolistas en el mundo que llegan a tener el honor de representar a su selección en más de 100 partidos internacionales. Y son aún más escasos los que logran llegar a esa cifra con apenas 27 años de edad, bastante alejado de la barrera de los 30.

Jozy Altidore, el indiscutible centro delantero en la interna de la selección de los Estados Unidos, es uno de ellos. Y desde luego que no es ninguna casualidad que haya llegado a esa cifra.

Pero, ¿por qué es tan importante Altidore para la selección de las barras y las estrellas? ¿Qué es lo que aporta al combinado nacional que los seleccionadores de turno no pueden dejar de lado y lo convocan continuamente?

Para responder las cuestiones plantadas es importante aludir al pasado de Altidore; su impresionante recorrido, la superación de adversidades y su resurgimiento tras marcados altibajos.


Altidore debutó en el profesionalismo con los New York Red Bulls a los 16 años de edad. Paso casi dos años en la MLS para luego emigrar a Europa. Se bancó sequías de goleo típicas de un goleador en sus dos etapas en la Premier League y pocas oportunidades en el fútbol español y turco. Triunfó en el fútbol holandés a base de goles y, luego, tras siete años en el extranjero, regreso maduro a una MLS que al igual que él, evolucionó a pasos agigantados en ese lapso de tiempo.

Desde que se pusiera la camiseta del Toronto FC en 2015, fue fundamental en la transición de un equipo perdedor a uno ganador, formando una de las duplas más letales de la liga junto a Sebastian Giovinco.

En selección ha vivido todos los procesos, pasando por mundial infantil, mundial juvenil, Juegos Olímpicos con la Sub-23, además de Copa Oro, Copa Confederaciones, eliminatorias mundialistas y Copas del Mundo con la mayor.

Como buen goleador, a veces esta en tal racha que mete cualquiera que intente y a veces ni por equivocación la manda al fondo del arco. Pero Altidore ya está más allá de ser un goleador cualquiera y sus respectivas rachas.

Altidore es el tercer máximo goleador en la historia de la selección, solo por debajo de dos históricos con los cuales le ha tocado compartir la cancha: Landon Donovan y Clint Dempsey. Su promedio goleador en clubes es de un gol cada tres encuentros, y en selección está por encima de ese promedio con casi un gol cada dos partidos.

Aun así, pareciera que Altidore es cuestionado por el ambiente que rodea a la selección estadounidense, cuando esa duda no estaría ni presente en un Donovan o Dempsey de 27 años en su momento. Pero Altidore es un tipo que se ha recuperado de serias lesiones, al que las críticas difícilmente tumban considerando las rehabilitaciones que ha vivido tras pasar por el quirófano.

Toda esa experiencia ha resultado en un Altidore que es líder, que es un ejemplo, un tipo en plenitud con un bagaje lleno de conocimiento que difícilmente tiene un igual en el futbol estadounidense. Su aporte es latente afuera de la cancha porque conoce a la perfección como es surgir en la MLS como promesa y no quedarse solo en eso a la Freddy Adu, como es pasar años en Europa y como es volver a la MLS – la mayoría de los seleccionados si a lo mucho habrá vivido una de esas facetas, él las entiende todas.

El punto cumbre de la carrera de los futbolistas se estima entre los 25 y los 30, Altidore está en su momento de ebullición. Está curtido para llegar a un techo quizás insospechado para un goleador de la selección de las barras y las estrellas. Es un jugador que no se presiona porque no caigan los goles de su autoría, ya que ha evolucionado en un centro delantero moderno que es capaz de jugar de poste, de asistir y de ser un generador propio de jugadas de peligro inminente con gambeta y potencia.


Bruce Arena, actual DT del seleccionado estadounidense, sabe lo que tiene en el hombre de Toronto FC, sabe que es el hombre gol en el que debe confiar. ¿Es el prototipo del goleador perfecto? Quizás no. Pero, ¿es el goleador que la selección de Estados Unidos necesita para poder salir del fondo del Hexagonal Final, y que la selección tenga un Mundial como en el inolvidable 2002? Sin duda.

El legado de Altidore ya está asegurado aun si se retirara hoy, pero si me apuran, es el goleador llamado a quedarse con el registro de máximo goleador de los Estados Unidos para cuando le ponga fin a su carrera que todavía tiene muchos años por delante a un alto nivel. Y sus goles más importantes con el escudo de las barras y las estrellas aun están por venir.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSEstados UnidosToronto FC

Más contenido de tu interés