null: nullpx

El enrachado Felipe Mora definió un costoso Clásico de Cascadia a favor de Portland

Los Timbers tomaron revancha en cancha de Seattle Sounders gracias a un tanto del goleador chileno, pero Sebastián Blanco salió lesionado entre lágrimas.
7 Sep 2020 – 12:20 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Portland Timbers se quedó con la copa del MLS is Back al vencer a Orlando City en la burbuja en el centro de la Florida. Sebastián Blanco la rompió y fue premiado con el MVP del certamen.

Pero de vuelta en la temporada regular, sumaban tres partidos seguidos sin ganar, incluyendo una paliza a domicilio propinada por su archirrival, Seattle Sounders.

Por lo que la revancha en cancha de los Esmeraldas se presentaba como un Clásico de Cascadia ideal para retomar el camino. El club de Oregón consiguió el triunfo por 2-1 con un gol de Felipe Mora en los minutos finales, sin embargo, el costo de los tres puntos fue muy elevado.


Apenas a los dos minutos de juego, Blanco tuvo que abandonar el clásico en camilla y en llanto por una aparente grave lesión en la rodilla derecha. Más tarde volvería para presenciar el duelo en muletas.

A pesar de recién haber perdido a su mejor hombre del 2020, Portland tomó la ventaja rápidamente antes del minuto 10 gracias a la leyenda viviente del equipo, Diego Valeri. El ‘Maestro’ le devolvió una pared exquisita a Eryk Williamson para que marcara su primer gol en la MLS.

Cargando Video...
¡Pechito, pase de tres dedos y golazo! Eryk Williamson firma una hermosa anotación


Pero después no hubo mucho más por parte de los leñadores, mientras los Sounders se iban creciendo y adueñando del encuentro.

En los minutos finales de la parte inicial, Seattle empató con todo merecimiento con un balazo de Kelvin Leerdam que de bote-pronto prendió un balón en los linderos del área.

Cargando Video...
¡Brutal zapatazo! Kelvin Leerdam fusila al portero y Seattle empata el Clásico de Cascadia


Para la parte complementaria las acciones se nivelaron. Ninguno parecía ser capaz de romper el empate y todo apuntaba a una inevitable repartición de puntos.

Pero el goleador chileno de los Timbers que ingresó a 20 minutos del final, tenía otros planes. Al minuto 83, Mora tuvo su chance en el área y mandó el balón a la red. El ex delantero de Pumas y Cruz Azul está enrachado, suma tres partidos consecutivos marcando.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés