null: nullpx

Colorado Rapids se convierte en superlíder con triunfo de 2-1 sobre San Jose Earthquakes

El irlandés Kevin Doyle convirtió el doblete que tiene a Colorado a tan solo dos fechas de ganar el Supporters’ Shield.
14 Oct 2016 – 11:02 PM EDT

Colorado Rapids hizo valer su condición del mejor e invicto local y derrotó 2-1 a San Jose Earthquakes en el Dick’s Sporting Goods Park con un doblete del irlandés Kevin Doyle que los deja como superlíder de la MLS a solo dos jornadas de que termine la campaña regular.

Tras 14 partidos y cinco años, Rapids volvió a propinarle un descalabró a los Quakes, y no podían haber escogido mejor momento.

Al igual que en los dos partidos anteriores que disputaron en la actual campaña, el encuentro fue muy cerrado en media cancha ya que las líneas del mediocampo y de la zaga obedecían al pie de la letra la disciplina táctica que le encanta a los técnicos Pablo Mastroeni y Dominic Kinnear.

Los locales por fin descifraron como marcarles un gol a los californianos tras 220 minutos jugados entre ambos en 2016. Ante el compacto de la línea defensiva de los Quakes, abrieron la cancha a un solitario Marc Burch pegado banda. Burch envió un centro al espacio no al hombre, Kevin Doyle se deshizo de su marca llegando al servicio de la única manera posible – volando con una palomita espectacular que clavó muy cerca del ángulo superior.

Minutos después, los Rapids estuvieron a milímetros del segundo gol cuando lograron meter un pase entre líneas para dejar mano a mano a Dominique Badji quien definió con un tiro suave al dejar en el camino al arquero David Bingham. Pero el catracho Víctor Bernárdez salvó el intento de manera dramática.

Quakes generaba muy poco al frente, y su única opción era darle el balón a Chris Wondolowski esperando que este los sacara de apuros, lo cual consiguió al minuto 57 tras una jugada atropellada. Wondo supo poner el cuerpo en el momento idóneo para que le cometieran la pena máxima. El mismo se encargó de convertir en gol el disparo desde el manchón penal.

Pero el que a hierro mata a hierro muere. Tomando una página del libro de Wondo, Dillon Powers consiguió el penalti. Doyle lo transformó en su sexto gol de la temporada.

Los tres puntos colocan a Colorado un punto por encima de FC Dallas, con los cuadros con tan solo seis puntos por disputar en la temporada. El cierre por conquistar el Supporters’ Shield va a ser de fotografía.

RELACIONADOS:MLSColorado Rapids CFSJ Earthquakes

Más contenido de tu interés