null: nullpx
Atlanta United FC

Atlanta United y Frank de Boer inician un año clave en MLS

Luego de una profunda reestructuración del plantel el equipo apunta a objetivos altos.
25 Feb 2020 – 01:12 PM EST

Atlanta United FC entra a la temporada 2020 de MLS con la necesidad de consolidar el proyecto de Frank de Boer.

Pese a haber ganado dos títulos el año pasado (la Copa Abierta y la Campeones Cup), y de haber llegado a la final de la Conferencia Este en la postemporada, lo conseguido en 2019 ‘sabe a poco’ en el paladar de muchos integrantes de la enorme afición de ‘las Cinco Bandas’.


El entrenador holandés terminó de desmontar en gran parte al plantel que en 2018 obtuvo de manera brillante la MLS Cup bajo el mando de Gerardo Martino. Y la directiva del club rojinegro acompañó cada uno de los pedidos de De Boer, dando un sentido de autoridad en la mutación definitiva, que podrá observarse en 2020.

Porque -de manera concluyente- el Atlanta United de este año definitivamente es un producto que lleva la firma del exinternacional holandés por todos lados.

EL TRIÁNGULO VIRTUOSO

El club del estado de Georgia mantiene a tres de las mejores individualidades de toda MLS: Josef Martínez, Ezequiel Barco y Gonzalo ‘Pity’ Martínez. Cualquier equipo de la liga los firmaría sin preguntar; potencialmente, cada uno de ellos sería capaz de luchar por ser elegido como el Jugador Más Valioso de Major League Soccer.


Josef Martínez comienza su cuarta temporada en el fútbol norteamericano como una de las tres estrellas máximas del torneo. Fuera de discusión está su incomparable capacidad goleadora, presente desde 2017 en adelante como recordatorio permanente de lo que el venezolano ha hecho y seguirá haciendo luciendo el 7 en la espalda con la casaca de Atlanta.

La dupla argentina de volantes ofensivos suma un caudal de talento imposible de soslayar. Pero tanto Barco como ‘Pity’ deben mejorar para verdaderamente ubicar otra vez a ‘las Cinco Bandas’ en el primer nivel de MLS.


El exjugador de Independiente necesita una mayor constancia y evitar las lesiones para entrar en la discusión sobre quién merece el MVP. Al mejor futbolista del año 2018 en Sudamérica, por su parte, le urge demostrar que por fin salió de la larga etapa de adaptación a Major League Soccer y al proceso de trabajo impuesto por De Boer. En ambos casos, las últimas imágenes de lo hecho en 2019 y lo producido en la pretemporada de 2020 son ilusionantes.


CAMBIAR, PARA SEGUIR SIENDO EL MISMO

El Atlanta United de 2018 quedará en la historia por haber finalizado con éxito -y causando un impacto que aún no se ha medido al completo- los dos años de aventura de Gerardo Martino en MLS.

El hoy seleccionador de México construyó a un equipo que logró ser campeón de liga en su segundo año de competición, que modificó para siempre el paradigma de fichajes en MLS, y que logró sus objetivos desplegando un fútbol de altísimo nivel.


Al llegar el año pasado, Frank de Boer imprimió una nueva impronta. Y, tras una serie de tropiezos iniciales, llevó a Atlanta a cerrar una campaña muy buena, pese a no poder alzar la MLS Cup o el trofeo de la Liga de Campeones de Concacaf.

En 2020, con una temporada de experiencia en la liga, el neerlandés busca hacer fuego nuevo. Y, dentro del proceso ejecutado en los últimos dos meses, algunos de los futbolistas más emblemáticos y queridos por la afición quedaron en el camino.


Ya no están en el equipo Héctor ‘Tito’ Villalba (primer fichaje histórico de Atlanta United, hoy en Libertad de Asunción), Julian Gressel (el polifuncional volante alemán, ahora nueva figura de D.C. United), Leandro González Pirez (uno de los mejores centrales de MLS, que emigró a Xolos de Tijuana), y Darlington Nagbe (transferido a Columbus Crew).

A primer golpe de vista, es difícil evaluar si quienes han llegado para reemplazar a esas bajas estarán al mismo nivel que ‘los originales’. Solo el transcurso de la temporada podrá darnos respuestas certeras.


El hueco dejado en la defensa por la salida de LGP será cubierto por Fernando Meza (un central argentino de buen rendimiento en la Liga MX), Brooks Lennon (hasta el año pasado en Real Salt Lake) tomará el lugar de Gressel, y volante central brasileño Matheus Rossetto (procedente del Athletico Paranaense) tendrá por misión enlazar el juego de la mitad de la cancha, como lo hizo durante años Nagbe.

NUEVAS CARAS, METAS VIGENTES

Atlanta United no puede caer en el estancamiento, en el vacío de no competir por nada relevante. No se lo puede permitir. Por eso comienza el año metido de lleno en la Liga de Campeones de Concacaf, y aspira a ganar absolutamente todo de aquí a noviembre.

El equipo se desprendió de muchas piezas fundamentales, de elementos que lo llevaron a ganar tres títulos en los últimos dos años. La prueba de resistencia y solidez del proyecto que representa el cambio de jugadores tan importantes será fundamental para definir el proyecto del conjunto.


Un recambio profundo del plantel como el que ha ocurrido y quizás siga ocurriendo solo se justifica y entiende si, a cambio de eso, Atlanta United se mantiene como una fuerza a ser tenida en cuenta tanto en MLS como en la región.

De la visión actual de Frank de Boer, de la consistencia de sus principales talentos y la capacidad de los dirigentes de seguir respaldando los cambios operados dependerán ‘las Cinco Bandas’ para continuar ejerciendo de ‘super club’ en Major League Soccer.


RELACIONADOS:Atlanta United FC

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.