null: nullpx
Cruz Azul

¿Qué hace grande a un equipo? ¿Toluca lo es, Cruz azul ya no?

Ahora mismo la discusión futbolística en México versa sobre si los Diablos están entre los grandes y si La Máquina mantiene la categoría.
25 Feb 2017 – 03:32 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cruz Azul y Toluca, ¿son equipos grandes? Crédito: Mexsport

Opinión| Por Omar Carrillo
@OmarCarrilloHH

Y caemos en el terreno de lo subjetivo, de las particularidades. ¿Qué hace a un equipo grande? ¿La historia, los títulos, la mentalidad ganadora, la identidad, el número de aficionados, las pasiones que desata? ¿Añadimos o quitamos algo? ¿Quién hace la relación?

Porque ahora mismo, en el fútbol mexicano la discusión versa en torno a si Toluca con sus 10 títulos -siete en los últimos 20 años- con su flamante Centenario y su lustroso estadio recién reinaugurado, y su despliegue en la búsqueda de redondearlo con el undécimo título es o no un equipo grande.

Pero también en la misma discusión, pero en un sentido inverso está Cruz Azul. La Máquina repleta de historia y de blasones, de leyendas futbolísticas y de afición ha caído en un bache tan grande y en una pérdida de identidad tan inexplicable que recientemente se forjó un neologismo en forma de verbo a raíz de su nombre y sus circunstancias: cruzazulear. Por aquello de tener todo para ganar, principalmente el marcador, y caer siempre en el último minuto. Y entonces, la pregunta es, ¿sigue siendo un equipo grande?

Los Diablos reunen casi todas las condiciones para ser un club grande en el fútbol mexicano, pero un par se le han hecho esquivas a lo largo de su gran historia. Su número de aficionados está más bien limitado a un espacio local y únicamente, y probablemente ligada a la anterior, despierta pasiones en propios pero no en extraños.

No hay afición rival que marque en su calendario el juego ante Toluca. Ni siquiera tiene un clásico (uno solo) para argumentar lo contrario o al menos un par de duelos que incluso el resto de aficiones esté dispuesto a ver y seguir con atención permanentemente.

Lo más cercano a ello que ha estado son los duelos con América y Pachuca en los días de José Saturnino Cardozo. Pero aquella rivalidad ha ido descendiendo, cuando no desapareciendo.

Cruz Azul de nuevo marcha en otra dirección pero también se le esconden un par de esas condicionantes. De los ocho títulos que ostenta, solo uno fue ganado en los últimos 37 años y su mentalidad ganadora, así como su identidad se ha ido desvaneciendo a tal grado que atendiendo a ello, la afición así como inventó el término cruzazulear, ya antes le llamaba con otro apelativo igual de insufrible: subcampeonísimo.

Nadie discute en México el apelativo grande al América, Chivas y Pumas. Casualmente coincide con las últimas cifras de la encuesta “La afición al futbol soccer en México 2017” realizada por la Consulta Mitofsky y dada a conocer los primeros días de febrero.

En ella, las Águilas son el equipo más popular con un 24.4% de los encuestados, le sigue Chivas con 20.1, Pumas con 9.9%, Cruz Azul tiene 8.8 y Tigres 5.7. Toluca aparece en el noveno sitio con 2.3 por ciento.

La otra relación entregada por la Consulta es la de los más odiados. Las Águilas son de nuevo los líderes con un 39.7%, Guadalajara le sigue de lejos con 20.8, Cruz Azul con 6.8%, Pumas con 4.8 y Tigres tiene un 1.6%. Los Diablos no aparecen en el listado y fueron aglutinados junto con el resto de los equipos de la Liga MX en el restante 26.30 por ciento.

Toluca es un equipo ganador, pero sin apasionamientos y apenas afición (un fenómeno extraño cuando no particular en el fútbol mexicano), Cruz Azul uno plagado de historia y en reinvención (desde hace más de 30 años). Con la autoestima perdida y la identidad extraviada.

La grandeza en ambos luce a la misma distancia. Una chispa, a saber de dónde y cuándo puede venir, la puede encender.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Cruz AzulToluca

Más contenido de tu interés