América

    ¿Por qué te debe importar el centenario del América aunque no le vayas?

    Los 100 años del América llaman la atención hasta de aficionados de otros equipos, aquí te explicamos por qué

    whatsappLogoOutline
    facebookLogoOutline
    twitterLogoOutline
    envelopeOutline

    Por:
    TUDN

    América Centenario

    Imagen Mexsport
    América Centenario

    Por Ricardo Otero

    Publicidad

    Para empezar, quitémonos ese lugar común de que al América lo amas o lo odias. Ya, basta. También el tristísimo slogan de “ódiame más”, que parece un llamado desesperado por captar atención. Alimentarte, querido americanista, del odio ajeno, es lamentable, indigno de un equipo que se hace llamar “grande”.


    Video Locura americanista, las Águilas le rinden homenaje al 'Loco' Valdez
    Manuel 'Loco' Valdez estuvo en el América contra Pumas y cantó el 'Vamos América' a todo pulmón.
    0:16 mins

    Así que seamos más propositivos. De entrada, que una organización permanezca por un siglo no es cosa sencilla. Más si recordamos que América no siempre fue lo que es hoy: en la llegada del profesionalismo en el futbol mexicano, en los años 40, eran el hazmerreír de la liga. Sólo desde 1959, cuando Telesistema Mexicano, hoy Televisa, compró al equipo, se pudo empezar a construir un proyecto más sólido, con mucha paciencia, pues por esos días comenzaba la era del “Campeonísimo” en Chivas. Finalmente, en los años 70 y especialmente en los 80, las ya entonces Águilas montaron una dinastía.

    Para ti que no eres americanista, te mostramos diez razones por las cuales su centenario te interesa:

    1. Es el equipo con más títulos en la era profesional: pues sí, desde 1943 es el equipo que más campeonatos locales ha ganado, con 12 (no se vuelen, ahí les encargo cuántos llevan el Real Madrid, el Bayern Múnich y el Manchester United en sus países), pero…

    2. Vive bajola sombra de la sospecha: Más de un campeonato del América se ha ensombrecido por errores arbitrales en su favor que decidieron los resultados, como aquel tercer partido de la final ante Pumas en 1984-85 o el inmenso fuera de lugar de Iván Zamorano en el Verano 2002 contra Necaxa. No nos hagan contarlas, pero de que esos episodios le han puesto sabor al juego, es innegable.

    Publicidad

    3. Las importaciones célebres: En una liga en la que muchos extranjeros llegan a pasear, se agradece el legado de gente como Carlos Reynoso, Héctor Miguel Zelada, José Alves “Zague”, Eduardo Bacas, Antonio Carlos Santos, Toninho, François Omam-Biyik, Kalusha Bwalya, entre muchos otros. Mucho le debe el futbol mexicano al ojo clínico de “Panchito” Hernández entre los años 60 y 90. Y entre los nacionales, quizás el más destacado es Enrique Borja, con todo y su polémico traspaso desde los Pumas.

    4. Su respaldo financiero: Ser parte de Grupo Televisa, una de las empresas más grandes de México y como el consorcio de comunicación más grande de Latinoamérica, nos da seguridad de que habrá América por mucho tiempo.

    5.Las figuras de casa: Alfredo Tena, Javier Aguirre, Cristóbal Ortega, Cuauhtémoc Blanco… Vaya, no todo en el América ha sido comprar y soltar la cartera. Hay elementos que surgieron de sus fuerzas básicas que han dejado huella en el futbol mexicano y otros que forman parte del escenario actual, como Guillermo Ochoa, Raúl Jiménez y Diego Reyes.

    6. El 26 de mayo de 2013: Si hay un momento en el que América mostró los tamaños de un equipo grande, le pese a quien le pese, fue en aquella final del Clausura 2013, cuando caían por dos goles ante Cruz Azul al minuto 88 y forzaron los tiempos extra con un gol de Moisés Muñoz. ¡Sí, el portero Moisés Muñoz! Como si fuera un guión de película, tal vez la final más emocionante que te haya tocado ver.

    7. Las rivalidades: Tres de las rivalidades más fuertes del futbol mexicano tienen al América como protagonista, y por lo menos esas tres son nacionales (no, no son rivalidades nacionales los clásicos tapatío y regio). La Liga MX no sería lo mismo sin un América vs. Chivas, América vs. Cruz Azul y América vs. Pumas. Aunque este punto puede ser debatible, sin el “Ame”, igual y se promoverían otras, pero eso no lo podemos saber.

    América cumpla 100 años de existencia siendo el equipo más ganador del fútbol mexicano con 12 títulos de liga superando a su archirrival, sin embargo, en los últimos 25 años las Águilas han tenido momentos bochornosos que ensucian su historia.
    Después de que en la década de los 80 el América dominará la liga con títulos llegaron los años 90 donde estuvieron en la oscuridad al no conseguir logró alguno y vivieron bajo las sombras de otros equipos.
    Uno momentos oscuros que atravesó el América ocurrió en la temporada 1994-1995 cuando paradójicamente las Águilas eran el mejor equipo del fútbol mexicano de la mano del técnico holandés Leo Beenhakker y eran catalogados para llevarse el título en aquel torneo.
    Pero a falta de pocas jornadas para que finalizara el torneo, Beenhakker fue cesado de su cargo por alinear a Joaquín del Olmo, futbolista que tenía con el presidente del América, Emilio Diez Barroso. Ese desafortunado incidente provocó que los azulcremas fracasaran y dejaran escapar un título más.
    Pero uno de los momentos más terroríficos por los que pasó América en la década de los 90’ también fue la dolorosa goleada que sufrieron en al clásico ante Chivas en el estadio Jalisco.
    Todo ocurrió el 25 de agosto de 1996 durante el torneo de invierno, cuando con goles de Ramón Ramírez, Sergio Pacheco, ‘Tilón’ Chávez y doblete de Gabriel García, las Chivas le propinaron una dolorosa goleada a las Águilas. En ese partido Ricardo Antonio La Volpe era estratega del América.
    En ese torneo las Águilas del América se ubicaron en la décimo quinta posición del torneo.
    En la primera década del Siglo XXI, América obtuvo dos títulos de liga (2002 y 2005) y participaciones destacadas en la Copa Libertadores, pero también tuvo momentos desagradables para su historia.
    Uno de los más recordados fue en la Copa Libertadores de 2004. En la primera fase del torneo las Águilas se ubicaron como el mejor equipo y en octavos de final se enfrentaron al Sao Caetano, equipo que los había eliminado en las ‘semis’ del 2002, así que América tomaría el juego como una revancha.
    En aquella serie las Águilas no demostraron su superioridad y en el partido de ida jugado en Brasil cayeron por 2-1, para la vuelta en el Azteca todo indicaba que los azulcremas remontarían, pero no fue así ya que empataron 1-1 con Sao Caetano y quedaron eliminados.
    Sin embargo, lo vergonzoso ocurrió cuando la impotencia de Cuauhtémoc Blanco se hizo presente en el campo para hacerse expulsar a minutos de finalizar el partido por una agresión a su rival para que al pitazo final se desatara una batalla campal entre algunos jugadores que provocó que los aficionados americanistas invadieran el terreno de juego y estuvieran cerca de agredir a los brasileños.
    Aquellas imágenes que dieron la vuelta al mundo donde jugadores de América y aficionados arrojando todo tipo de objetos al campo se quedarán grabadas en la historia oscura del americanismo y de su afición.
    El 2007 también fue un año para el olvido en Coapa, ya que tanto en liga como a nivel internacional sumaron sendos fracasos, ya que perdieron la final del Clausura 2007 con Pachuca y la final de la Copa Sudamericana ante el Arsenal.
    Pero la que más repercusión que tuvo fue la final del torneo sudamericano ya que en ese torneo se mostró mejor que sus rivales y todo indicaba que otro equipo mexicano sería campeón en un torneo de Conmebol, pero el América no logró conseguirlo.
    En la final ante el Arsenal de Sarandí, equipo un tanto desconocido, las Águilas no supo aprovechar los momentos que estuvieron a su favor. En la ida no sacaron ventaja como locales y cayeron 3-2 en el Azteca y en la vuelta lograron ponerse 2-0 arriba y a seis minutos del final los argentinos marcaron el gol que les dio el título de la Copa Sudamericana y que sumaron un fracaso absoluto de los azulcremas.
    El siguiente año, América atravesó uno de sus peores momentos de su historia al ubicarse en el vergonzoso último lugar del Clausura 2008.
    En aquel torneo las Águilas solo lograron tres triunfos, por 12 derrotas y dos empates. En ese Clausura fueron dirigidos por dos técnicos, Daniel Brailovsky y Rubén Omar Romano, este último acumuló 9 descalabros y un empate para concluir en el sótano del fútbol mexicano.
    Otro de los grandes fracasos que ha vivido el América en la época reciente se dio en el pasado Mundial de Clubes de la FIFA 2015 disputado en Japón.
    Luego de vencer a Montreal Impact en la final de la Liga de Campeones, el América consiguió su justa al ‘mundialito’, pero en su primer partido del torneo cayó de último minuto 2-1 con el equipo chino del Guangzhou Evergrande para terminar quintos en el certamen y con el sueño roto de jugar con el Barcelona.
    Ahora en su Centenario ya se han presentado momentos un tanto bochornosos para la institución como la goleada ante Chivas por 3-0 y el despido de Ignacio Ambriz al frente del América, pero las cosas podrían ser más graves para los azulcremas en caso de que no consigan los títulos de liga y de copa, así como de hacer un buen papel en el Mundial de Clubes.

    1 / 20
    Imagen Mexsport
    América cumpla 100 años de existencia siendo el equipo más ganador del fútbol mexicano con 12 títulos de liga superando a su archirrival, sin embargo, en los últimos 25 años las Águilas han tenido momentos bochornosos que ensucian su historia.

    8. El Estadio Azteca: el América fue un equipo que vivió en casa rentada. ¿Se lo imaginan jugando en el Estadio Olímpico junto a los Pumas? Pues así pasó por mucho tiempo. Don Emilio Azcárraga Milmo mandó construir el estadio más grande del país a su escuadra, y pues tener al Azteca, se agradece.

    Publicidad

    9. Las burlas cuando pierden: que tire la primera piedra el que nunca se ha burlado de un americanista cuando caen, ante el equipo que sea.

    10. Las burlas cuando ganan: ellos piensan que no, pero a los aficionados de otros equipos nos da risa su “soberbia” cuando ganan.

    Pues sí, ódialos más...

    Pues sí, ódialos más...
    Relacionados:
    En alianza con
    civicScienceLogo
    US