null: nullpx
Querétaro

La Máquina sigue sin funcionar: empató 1-1 con Querétaro

Un autogol de Luis Miguel Noriega adelantó a Cruz Azul; minutos después, el propio jugador de Gallos igualó el juego.
4 Feb 2017 – 08:11 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Luis Miguel Noriega fue el villano y el héroe en el encuentro entre Cruz Azul y Querétaro disputado esta tarde en el Estadio Azul.

El futbolista de Gallos Blancos marcó un gol en contra para su equipo, pero minutos después lavó su error para firmar un empate a uno que le sirve de poco a ambos clubes.

Cruz Azul fue muy superior en el encuentro. Dominó, generó jugadas, a ratos divirtió a su gente, pero también, en la última jugada, se cansó de fallar ante el arco de Tiago Volpi que hoy nuevamente fue figura y acabó demostrando que es el mejor arquero que hay en el fútbol mexicano.

Querétaro por su parte fue un equipo muy gris que poco aportó al juego, y que en una de las contadas jugadas que generó, se encontró con un grosero error de la defensa celeste para certificar el empate.

Las hostilidades empezaron con un buen cabezazo de Joao Rojas que salió desviado del arco de Volpi.

Después, la más clara de la Máquina en el primer tiempo. Martin Cauteruccio, hoy titular con Cruz Azul, estrelló su disparo en el poste; el rebote le cayó a Ángel Mena quien sacó un contrarremate que Volpi rechazó de manera milagrosa.

Fue nuevamente Volpi la figura de Gallos cuando sacó del ángulo un buen disparo de Martín Rodríguez.

Y para acabar, cuando el primer lapso finalizaba, nuevamente Joao Rojas se plantó en el área para fallar de zurda un gol cantado para la Máquina.

Ya en el segundo tiempo, otra vez Cruz Azul tuvo una muy clara. Otra buena jugada del ‘Tin’ Rodríguez fue desaprovechada de manera dramática por Ángel Mena quien no le pudo dar dirección a su disparo.

La tercera tampoco sería la vencida para Cauteruccio en su duelo ante Tiago Volpi. El brasileño le hizo una espectacular atajada al uruguayo cuando la grada del Azul cantaba el primero.

Parecía que no había forma de vencer a Volpi, al menos no por un jugador de Cruz Azul. Y así fue. El único que pudo vencerlo fue un futbolista de su propio equipo; en un centro por derecha, Luis Miguel Noriega de manera desafortunada metería la pelota en su arco. 1-0 para Cruz Azul.

Pero la alegría le duró poco a Cruz Azul. Apenas 15 minutos después, en una pifia de Rafael Baca, Queretaro igualó con una anotación de Luis Miguel Noriega, lavando así su error en el 1-0. Fue así, el primer gol de Gallos en el torneo.

El marcador no se movió y decretó un empate insípido que sirve de poco tanto a Gallos Blancos como a Cruz Azul. Semana muy tensa la que se espera en La Noria.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:QuerétaroCruz Azul

Más contenido de tu interés