null: nullpx
Cruz Azul

Andrés Vaca | ¿Se vale soñar?

El comentarista de TUDN vislumbra, por fin, un final feliz para la afición celeste.
11 Mar 2020 – 03:50 PM EDT

Han pasado 45 torneos desde la última vez que Cruz Azul alzó el título de liga… Y sí, ya saben a dónde voy: a la pregunta que todo aficionado de Cruz Azul se hace cuando su equipo entra en una buena racha.

¿Este año es el bueno?

Todos tenemos al típico amigo/conocido en Facebook que comparte imágenes de la máquina (que por cierto son pésimos los memes inspiracionales del Cruz Azul), diciendo que este año es el bueno, que este año termina la malaria o que la liga al fin llegará a la Noria.

Cada que veo esas publicaciones me pongo a pensar en cuántos aficionados del Cruz Azul pasan por lo mismo: por el hecho de que cada que su equipo juega bien durante un periodo de tiempo, se ilusiona con el campeonato.

A pesar de que muchas columnas se han escrito al respecto cada vez que el Cruz Azul entra en una buena racha, cuestionando si este año es el bueno, hoy me atrevo a decir que, por fin, el aficionado de la máquina se puede ilusionar realmente.

Y es que, a comparación de otras campañas, donde la prensa, el aficionado y el fanático del fútbol generaba muchas expectativas en relación al equipo –por momentos colocándolo como el mejor plantel del torneo-, este Clausura 2020 no fue así. Este año nadie esperó nadie del Cruz Azul; este año no vi portadas ni escuché mesas se debate que colocaran al equipo de la Noria como favorito o como contendiente a llevarse el título,

Al no generar esas expectativas, es evidente que el plantel no juega con la presión encima; juegan sin el peso mediático que todos los años le colocaban sobre sus hombros, y eso se ha notado en el terreno de juego.

Además, Robert Dante Siboldi es un técnico de perfil bajo: no es el Caixinha que declaraba cosas polémicas o que ejercía un papel como el centro de atención. Siboldi tiene ese equilibrio mental para mantener al Cruz Azul por debajo del lente y de la opinión pública.

Aunado a eso, no recuerdo a un Cruz Azul con tantas ganas, con tanta seguridad ni con tanta valentía para encarar los partidos.

Así que sí, aficionado del Cruz Azul: se vale soñar.

Sueña con gritar el título después de 45 torneos, con sentirte orgulloso por esperar fielmente ese momento, porque el equipo juega bien, porque no carga la presión de antes y porque tienen esa sangre que en otros torneos no tenían.

Sueñen con el título que tanto tiempo han esperado…

Coronavirus se une a las epidemias que han paralizado al deporte

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Cruz AzulOpinión Deportes

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.