null: nullpx
Real Madrid

Real Madrid: los Vikingos de Chamartín

Entre las décadas de los años 60 y 70, al Real Madrid se le dio el apodo de 'Vikingos'.
26 Sep 2019 – 1:55 PM EDT

Si bien el Real Madrid tiene varios apodos, unos más populares que otros, el de ‘Vikingos’ resulta enigmático por no tener un vínculo geográfico y porque su origen aún es tema de debate.

Hay dos teorías sobre el origen ese mote. La primera es por medio de un artículo del diario británico The Times en el que decía textualmente: “El Real Madrid se pasea por Europa como antaño se paseaban los vikingos, arrasándolo todo a su paso”.

Esto, en el contexto de las cinco Copas de Europa que ganaron los merengues en las primeras ediciones del torneo.

La segunda es muy similar a algo que ocurrió con sus vecinos Colchoneros.

Mientras el Atlético de Madrid se nutrió de futbolistas sudamericanos en los años 70, el más probable sobrenombre del origen de su mote ‘Indios’, los merengues contrataron a jugadores de otros países europeos, pero de rasgos caucásicos.

Uno de ellos, el alemán Paul Breitner, quien llegó al equipo poco después de marcar un gol en la Final del Mundial Alemania 1974, en la que la Mannschaft derrotó 2-1 a Holanda. En tres años, ganó dos Ligas y una Copa del Rey.

Un año antes llegó su compatriota Günter Netzer, también campeón mundial en 1974, aunque con poca participación en aquel torneo, pero pieza clave en el título de la Eurocopa Bélgica 1972, en la que fue el segundo mejor jugador del certamen, solo detrás de Franz Beckenbauer. Con la playera blanca, en solo tres años ganó dos Ligas y dos Copas del Rey.

Otro alemán, Uli Stielike, se incorporó en 1977. Fue campeón europeo en 1980 y subcampeón mundial en 1982, lo que coincidió con una etapa prolífica de ocho años como merengue con tres títulos de Liga, dos de Copa del Rey y una Copa UEFA -hoy Europa League-.

Y antes de Michael Laudrup hubo otro danés en el Real Madrid. Se trata de Henning Jensen, quien jugó de 1976 a 1979 en el club, en el que ganó dos Ligas. Estrictamente hablando, él fue el único que venía de una tierra que fue origen de los vikingos.

Los cuatro no llegaron a coincidir en Madrid. Henning llegó recién después de la salida de Netzer y lo mismo pasó al año siguiente cuando se fue Breitner y llegó Stielike.

Y así como en el Wanda Metropolitano hay aficionados con playera rojiblanca y penachos, en el Santiago Bernabéu también se ven fanáticos de jersey blanco y casco nórdico.

Digno de una fábula ver un Atlético vs. Real Madrid.

RELACIONADOS:Real Madrid

Más contenido de tu interés