null: nullpx
Futbol

Raúl Méndez | El enorme reto de Rangnick

Rangnick tiene la tarea de convencer rápida y efectivamente a un grupo de jugadores muy talentosos durante un semestre.
Publicado 2 Dic 2021 – 11:37 PM EST | Actualizado 2 Dic 2021 – 11:37 PM EST
Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

Es una época donde el entrenador goza de aprecio de sus jugadores, valorado por su club y codiciado en el mercado porque su presencia asegura una idea, un concepto o un estilo, como quieran llamarlo.

La victoria debe llevar una firma indeleble, aspirar a ser equipos de autor que sean recordados más allá del simple resultado y que sean reconocibles.

Pueden ser tan variados y contrapuestos como el que defiende Pep Guardiola y el que identifica a Diego Simeone. Hay para todos los gustos porque existen varios caminos para llegar a la meta.

En los años recientes la escuela alemana ha ganado terreno con Jurgen Klopp y Thomas Tuchel como estandartes y dignos sucesores de la doctrina del llamado gegenpressing, término adaptado al español como presión alta, cuyos cimientos fincaron Wolfgang Frank y Ralf Rangnick.

Si hoy la Liga Premier se destaca es por reunir a los entrenadores más venerados y respetados. Guardiola, Klopp y Tuchel dirigen a los clubes que pelean por el título pero también encontramos a Marcelo Bielsa, Rafa Benítez y Antonio Conte.

En Manchester United, cansados de no acertar con proyectos al mando de ilustres estrategas como Louis Van Gaal o Jose Mourinho para hacer frente al dominio de Manchester City y Liverpool sin olvidar al Chelsea que se acerca después de consagrarse en Europa, han apostado por el “padre” de esa idea que pregonan Klopp y Tuchel.

Sorprende que el vínculo sea por un semestre porque es inevitable cuestionar si es el tiempo suficiente para implantar una idea de juego cuando la temporada está casi a la mitad.

El método de Rangnick ha sido muy influyente pero será la primera vez que lo desarrolle personalmente al mando de un gran club donde pesa el nombre de sus figuras.

En la actualidad todos tienen que jugar con o sin el balón, con excepción de los Messi, Cristiano Ronaldo, Mbappé, Neymar (pobre Pochettino), Suárez, etc, quienes son liberados de las tareas defensivas porque cuando la posesión está de su lado son capaces de definir un partido.

Rangnick tiene la tarea de convencer rápida y efectivamente a un grupo de jugadores muy talentosos que debe ser igual de abierto a la propuesta del germano pero, al mismo tiempo, podrían preguntarse qué pasará después de esos seis meses.

¿Vendrá otro entrenador con una filosofía distinta?

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Futbol

Más contenido de tu interés