Fórmula 1

    Sergio Pérez y el GP de México de Fórmula Uno lanzan campaña contra el muro de Trump

    El piloto mexicano abandera la campaña ##BridgesNotWalls (puentes no muros) que busca fomentar la unidad nacional y está contra las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos.


    Por:
    TUDN
    Publicado el jue, 9 feb - 08:07 PM CST. Actualizado el jue, 9 feb - 08:07 PM CST.

    Sergio Pérez promueve la campaña #BridgesNotWalls.

    Imagen Twitter - @MexicoGP2017
    Sergio Pérez promueve la campaña #BridgesNotWalls.

    El Gran Premio de México de Fórmula Uno y el piloto mexicano Sergio 'Checo' Pérez promueven la campaña #bridgesnotwalls (#puentesnomuros) para fomentar la unidad nacional y contra las políticas migratorias del presidente de EE.UU., Donald Trump, y su intención de construir un muro fronterizo.

    Publicidad

    "Porque todos los mexicanos estamos unidos, hoy y siempre! Los invito a unirse a esta gran campaña: #BridgesNotWalls #Orgu11oMexicano #F1esta", indicó el piloto de F1 en su cuenta de Instagram, donde ya acumula unos 9.000 me gusta.

    Nico Rosberg anunció que dejará las pistas a sus 31 años, luego de una carrera maecada por el pasado de su padre Keke Rosberg, ganador del Mundial de 1982.
    En 2002, el joven nacido en Wiesbaden estuvo en la Fórmula BMW con el Viva Racing, equipo de su padre. Desde los 6 años tuvo la primera experiencia en un vehículo de F-1. De ahí pasó al Campeonato GP2 Series y en 2005 incluso es probador de vehículos en Williams.
    A sus 21 años, Nico se convierte en piloto de Fórmula 1 con Williams, equipo en el que su padre fue campeón. Así arrancaría su carrera en la gran carpa.
    Rosberg obtuvo en 2008 su primer podio en Australia, en el que sería de paso su mejor temporada con Williams. Como anécdota, el ganador de esa carrera sería el británico Lewis Hamilton.
    En 2010, el alemán empezó su paso con Mercedes, donde compartió equipo con su compatriota e ídolo Michael Schumacher, una experiencia que le serviría en su futuro.
    Rosberg tendría que esperar hasta 2012 para obtener su primera victoria en la Fórmula 1. Un triunfo en el Gran Premio de China sería su primera gran celebración.
    Como la mayoría de los alemanes, Rosberg es fanático del fútbol. Al igual que Schumacher, tiene talento para este deporte.
    El camino de Rosberg hacia los puestos de privilegio fue tomando curso y en 2013 fue sexto en la clasificación general, en una temporada con dos victorias. Sin embargo, en las temporadas 2014 y 2015 mostró que era una carta seria al título al quedar en el segundo lugar.
    El anhelado sueño de ser campeón se daría el pasado 27 de noviembre de 2016, 34 años después de que su padre se coronara. Políglota que pasa temporadas en la isla española de Ibiza y habla de forma correcta el castellano, supo ser paciente y en esta ocasión no dejó escapar su oportunidad.
    Su buen desempeño le permitió erigirse en el tercer alemán, después de Michael Schumacher y de Sebastian Vettel, y el segundo hijo de campeón que gana el título, al modo que lo hiciera el inglés Damon Hill, vástago del bicampeón Graham Hill. Alemania encumbró a su tercer campeón, después de los siete títulos de Schumacher (1994 y 95, con Benetton; y entre 2000 y 2004, con Ferrari) y los cuatro de Sebastian Vettel (entre 2010 y 2013).
    "Es muy fácil. He alcanzado lo que quería alcanzar", se excusó Nico Rosberg en Viena, donde se encuentra con motivo de la gala de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), apenas cinco días después de proclamarse campeón del mundo de Fórmula 1.
    Esta es una decisión que sitúa a su hija Alaïa y a su mujer Vivian al frente de sus prioridades. "Ella (su esposa) entendió que éste era el gran año, nuestra oportunidad de conseguirlo, y creó el espacio para que yo pudiera recuperarme al cien por cien entre carrera y carrera, cuidando de nuestra hija cada noche, siguiendo adelante cuando las cosas se pusieron difíciles y anteponiendo el campeonato a todo lo demás".
    Con este anuncio, Rosberg dice seguir a su corazón y apunta como anhelo "ejercer de padre y esposo" tras haber hecho realidad el sueño que persiguió los últimos 25 años. "Subí mi montaña y estoy en la cima, así que así está bien", valoró en un comunicado difundido a través de las redes sociales.

    1 / 13
    Imagen Getty Images
    Nico Rosberg anunció que dejará las pistas a sus 31 años, luego de una carrera maecada por el pasado de su padre Keke Rosberg, ganador del Mundial de 1982.

    La campaña fue lanzada a la vez por el Gran Premio de México de Fórmula Uno, que se celebrará del 27 al 29 de octubre en la capital, a través de sus redes sociales.

    "¡Todos somos uno y la #F1ESTA es lo que nos une! #BridgesNotWalls #Orgu11omexicano", apuntó el Gran Premio.

    La iniciativa es reproducida en redes sociales, con varios usuarios felicitando al piloto y al Gran Premio por lanzar este mensaje y fomentar la unidad de la nación latinoamericana frente a los mensajes del republicano estadounidense.

    En meses pasados, el piloto de Force India rompió con uno de sus patrocinadores, la marca de gafas de sol Hawkers, después de que esta se mofara en Twitter de los mexicanos y el muro de Trump.

    "Mexicanos pónganse estos lentes para que no se les vean los ojos hinchados mañana en la construcción del muro", señaló Hawkers en un mensaje en la red social de Twitter que fue retirado tiempo después y por el cual la empresa ofreció disculpas.

    Una semana más tarde de esta polémica, la firma española de gafas Hawkers anunció que haría una fundación con el nombre del piloto mexicano.

    En alianza con
    civicScienceLogo