null: nullpx
Organización Mundial de Boxeo

Teófimo López hace historia y se convierte en amo y señor de las 135 libras

El peleador de origen hondureño venció por decisión unánime a Vasyl Lomachenko y a sus 23 años se adjudicó los títulos de la AMB, FIB, OMB y el título franquicia del CMB.
18 Oct 2020 – 12:56 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Teófimo López se confirmó como uno de los mejores boxeadores de la actualidad y con base en la perseverancia y empuje, sobre todo en los primeros cinco rounds, venció por decisión unánime a Vasyl Lomachenko con tarjetas de 116-112, 119-109, 117-111, con lo que se convirtió en campeón unificado de peso Ligero al adjudicarse las fajas de la Asociaciòn Mundial de Boxeo (AMB), la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Federación Internacional de Boxeo (FIB), y el título franquicia del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Desde el primer asalto Teófimo tomó la iniciativa aunque con recaudos, pues sabía de la peligrosidad de Loma, quien durante los primeros cinco rounds cedió la iniciativa y el púgil de raíces hondureñas aprovechó para llevar poco a poco agua a su molino y sumando los puntos necesarios que a la postre le dieron la victoria en un pleito que es tuvo lejos de ser el mejor del año.

Cargando Video...
Canelo apoya a Teofimo López ante Lomachenko

La estrategia estaba clara. Lomachenko y su esquina planearon una pelea cautelosa de inicio en busca de desgastar y desesperar a Teo, quien trató de controlarse, pues no fue a arrancarle la cabeza pero siempre trató de conectar la humanidad del ucraniano y buscando golpes de poder francos, no tanto combinaciones, pues las que se decidió a tirar quedaban en el aire ante el bending de su oponente, quien se ha caracterizado por saber quitarse los golpes.

En el sexto giro el europeo comenzó a soltar más los puños tratando de perforar la defensa de Fimo con la mano izquierda insistente, una pelea más familiar para el peleador de raíces hondureñas que está acostumbrado al intercambio de golpes y tomó el riesgo, aceptó el castigo pero siempre tratando de responder a pesar de que le costó trabajo encontrarle la distancia a Loma.


El octavo elevó las revoluciones. Los intercambios se presentaron con mayor frecuencia; Loma conectó un gancho de zurda que dejó mal parado al monarca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), incluso hubo un clinch en el que Vasyli aprovechó para castigar el ojo izquierdo de su rival que ya mostraba una inflamación producto de un choque de cabezas.

El ucraniano manejó los tiempos de la segunda mitad de la pelea, pues para los últimos asaltos pisó el acelerador cuando sintió la necesidad y tiró combinaciones que lograron encontrar a Teófimo y parecía que inclinaba la balzanza a su favor.

En onceavo giro Loma se adueñó del ring, fue al frente haciendo gala de su repertorio de golpes que salían en forma de gancho y de jab, de distintos ángulos y en cuanto sintió que dañó a Fimo fue por él, lo puso contra las cuerdas y le sacudió la cabeza en varias ocasiones.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés