null: nullpx

Pelea de época: las claves para Mikey García vs. Errol Spence Jr

¿Qué debe hacer cada peleador para poder salir victorioso el próximo sábado 16 de marzo en el AT&T Stadium? Aquí lo analizamos.
13 Mar 2019 – 01:16 PM EDT

En tres días, Mikey García y Errol Spence Jr subirán al escenario del AT&T Stadium en Arlington, Texas para materializar expectativas, dudas, estadísticas y pronósticos. Ambos en lo más alto de su carrera garantizan una pelea de época, un clásico de la 'dulce ciencia'.

La premisa es sencilla: ni expertos, ni fans, ni exboxeadores saben cómo terminará esto. Lo único que podemos hacer es ir a tientas con lo que tenemos, ya que se trata de dos peleadores que comparten muchas características.

Mikey García, tetracampeón mundial en divisiones diferentes (pluma, superpluma, ligero y superligero), encarna al boxeador ideal. Su inteligencia, fortaleza, dedicación, seriedad, paciencia y la forma en que hace de este deporte todo un arte lo convierte en uno de los campeones más temidos y admirados en la actualidad. Es solo cuestión de tiempo para que García tenga su lugar en el Salón de la Fama.

Errol Spence Jr, monarca wélter de la FIB, comparte gran parte de las virtudes de su próximo rival. Si bien es cierto que es más alto y pesado, 'The Truth', como le apodan, es más que eso: es entendimiento de su entorno y ejeccución letal. La última vez que Spence ganó una contienda por vía de las tarjetas fue en 2014 ante Ronald Cruz.

García tendrá que hacer su pelea, dictar los tiempos, como siempre lo ha hecho. El jab --un arma que domina a la perfección-- deberá estar presente desde el primer campanazo. Su visión para atacar al cuerpo deberá ser una costante; es obligatorio recordar la frase de Julio César Chávez, "ataca al cuerpo que la cabeza caerá sola".

Pero no será fácil. Spence sabe leer muy bien los movimientos de sus rivales, aunque García es mejor con el juego de pies, y podría contragolpear. La cuestión es qué tan bien podrá García absorber los impactos de poder en caso de ser conectado de manera sólida.

Ambos tiene argumentos boxísticos para pelear desde adentro o fuera. Quizás sea más conveniente para el retador, García, --es difícil referirse al cuatro veces campeón como tal-- pelear desde la media distancia, donde los brazos más largos de Spence no puedan desplegarse con tanta fuerza.

Una pelea pareja que amerita la atención del deporte y para la cual todo análisis se queda corto. No hay otra opción que prender el televisor el sábado y disfrutar.


Publicidad