null: nullpx

En una feria de golpes, Jessie Magdaleno le quitó el cinturón a Nonito Donaire

La decisión de los jueces fue: 116-112, 116-112 y 118-110 para el nuevo campeón mundial.
6 Nov 2016 – 11:13 PM EDT

Por: Geovany Guerrero

LAS VEGAS – Jessie Magdaleno derrotó por decisión unánime despojando del título supergallo a Nonito Donaire en una riña de alarido en el Thomas and Mack Center de Las Vegas.

El mexico-estadounidense demostró un gran boxeo, velocidad y precisión y se impuso categóricamente al ‘Filipino Flash’.

El primer episodio fue de mutuo estudio. Magdaleno fue el que intentó agredir primero lanzando un zarpazo al cuerpo del adversario; Nonito lo aguantó bien.

Jessie se plantó mejor en la segunda vuelta, su plan fue entrar y salir rápido con las piernas. Lo logró: metió dos buenas derechas al cuerpo y al rostro del filipino, quien se engalló y respondió con su propia derecha.

Nonito intentó reaccionar para el tercer asalto, tuvo en su diestra la mejor arma, conectó buenas manos. Pero Magdaleno replicó la ofensa mediante ráfagas de derecha.

Las balas fueron de un lado a otro, con mucha precisión los dos púgiles lanzaron su arsenal. Los dos dieron en el blanco y así terminó el cuarto asalto. En el quinto rollo Magdaleno se vio un poco falto de piernas, la fuerza parecía acabársele, el filipino parecía bastante más completo.

En el séptimo capítulo Jessie reaccionó. Dos sólidos derechazos entraron en la humanidad del tagalo, quien aguantó de pie, con la mirada llena de furia arremetió contra su enemigo, mas no lo pudo encontrar.

Magdaleno descubrió una fisura en la guardia de Nonito y metió dos martillazos de izquierda: el filipino recibió el castigo. Cuando iba a contestar, Jessie lo echó para atrás con otro zurdazo. Aquél no sabía qué pasaba. El octavo fue para el de Las Vegas.

En los últimos minutos del noveno round Magdaleno arrinconó a Donaire y le conectó una serie de puñetazos que lo dejaron sin reacción. Parecía que el asiático claudicaría o desfallecería, pero las piernas le respondieron.

Donaire salió como un león en el décimo asalto; lanzó un zarpazo y desubicó a Jessie, quien revolviéndose como gato patas arriba logró defenderse y sobrevivir. Al final el tagalo conectó una derecha y Magdaleno respondió con dos izquierdazos.

Nonito y Magdaleno brindaron un gran undécimo rollo, ambos entraron a bayoneta calada y se dieron con todo.

En el último round, Magdaleno se dedicó a boxear y a pelear en reversa, la estrategia le funcionó poco. Nonito logró entrar con sendos derechazos que movieron el esqueleto de Jessie. Buen final para una contienda difícil de calificar.

La decisión de los jueces fue: 116-112, 116-112 y 118-110 para el nuevo campeón mundial, Jessie Magdaleno.

RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés