null: nullpx
Washington Redskins

Recuerdos de la temporada que fue: Redskins 31-30 Buccaneers (Semana 7)

Kirk Cousins protagoniza el regreso más grande de Washington en su historia.
31 Mar 2016 – 10:30 AM EDT

Por Jorge Pinzón Anaya

Semana 7 de la NFL, domingo 25 de octubre es la fecha de graduación de Kirk Cousins como quarterback titular de Washington Redskins. Fue el día que el joven jugador gritó a “cuatro vientos” la frase “vieron eso”, estaba eufórico y feliz por su actuación de ese día, sabía que el puesto era suyo y que Washington podría aspirar a algo en la temporada regular.

Era natural que Cousins se sintiera de esa forma luego de protagonizar el regreso más grande en la historia de Washington Redskins.

Tampa Bay Buccaneers era el rival, el equipo de Jameis Winston quien seguía su proceso de desarrollo luego de ser número uno global en el Draft. A pesar de que tenían marca de 1 – 4, Winston había mostrado buena adaptación y progreso.

Contra Washington dio muestras de ello al establecer ventaja de 24 – 0 al medio tiempo. El público en Landover no pensaba que sus Redskins fueran a despertar, parecía una derrota más.

Winston consiguió 2 pases de touchdown, uno a Mike Evans de 40 yardas y otro a Donteea Dye de 4 yardas. El ala defensivo Howard Jones regresó 43 yardas para touchdown un balón suelto de Cousins luego de una captura y el pateador Connor Barth conectó gol de campo de 22 yardas, parecía que el partido estaba controlado.

REACCIÓN REDSKINS

Fue cuando Cousins y compañía despertaron. Poco antes del medio tiempo lograron establecer una ofensiva que concluyó con carrera de 8 yardas del propio Cousins para irse 24 – 7 al descanso.

En el Tercer Cuarto Cousins armó otra ofensiva que concluyó con pase de touchdown a Ryan Grant en jugada de 3 yardas.

Una sorpresiva patada corta que Buccaneers no esperaban, le dio el balón de regreso a los Redskins para armar otra serie ofensiva de anotación. Cousins conectó pase de touchdown con Jordan Reed en jugada de 3 yardas para el 24 – 21, abajo solo pro 3 puntos con todo el último cuarto por venir.

Luego vino un duelo de pateadores, Barth agregó dos goles de campo de 45 y 21 yardas, mientras Hopkins de los Redskins hizo uno de 35 yardas para colocar el marcador 30 – 24 todavía en favor de Tampa Bay. El segundo gol de campo de Barth fue conseguido con 2:27 minutos de juego, así que el tiempo ya era presión para Washington.

Cousins tuvo el balón en su propia yarda 20. Buena protección, pases certeros y correcto manejo del reloj colocaron a los Redskins en la yarda 6 de Tampa Bay con 32 segundos de juego. Desde ahí Cousins encontró a Reed en pase de 6 yardas para el touchdown que le dio la vuelta al marcador 31 – 30 en favor de Washington ante la sorpresa general.

Los Buccaneers tuvieron una vez más el balón pero no lograron avance por lo que Washington se llevaba la victoria en el regreso más grande de su historia.


Más contenido de tu interés