null: nullpx
Pittsburgh Steelers

Le’Veon Bell admite que el ‘Big Ben’ fue un factor para irse de Pittsburgh

El flamante corredor de los New York Jets concedió una entrevista donde habló de los motivos de su salida de los Steelers y como Roethlisberger influyó pues quiere ganar “a su manera”.
20 Mar 2019 – 7:16 PM EDT

¿Es Ben Roethlisberger la razón por la que los Killer Bs ya no existen en Pittsburgh?

Antonio Brown claramente se mostró en desacuerdo con el modo en que el mariscal de campo operó durante su misión cumplida para ser intercambiado. Ahora, Le'Veon Bell admite que el ‘Big Ben’ dirige el espectáculo en Pittsburgh y que desempeñó un papel en su deseo de escapar.

En una larga y esclarecedora entrevista con Jenny Vrentas de Sports Illustrated, Bell dijo que Roethlisberger no era la razón singular para querer irse de Pittsburgh, pero "sí, fue un factor".


Bell se mostró en desacuerdo con la manera en que Roethlisberger manejaba su papel de líder, que incluía a veces arruinar a sus compañeros durante su intervención semanal en radio.

"Los quarterbacks son líderes; es lo que es, (pero) al final del día eres un compañero de equipo. No eres Kevin Colbert. No eres (el presidente del equipo Art) Rooney", reveló Bell.

En otra parte del artículo, Bell admite que si los Steelers habían estructurado su contrato con más dinero garantizado, él había firmado el acuerdo el año pasado, lo que sugiere que los problemas con las tácticas de liderazgo de Roethlisberger podrían solucionarse.


La queja sobre cómo Big Ben se ocupa de vigilar el vestuario se alinea con la crítica de Antonio Brown al mariscal de campo de los Steelers.

Bell agregó que Roethlisberger es un "gran mariscal de campo", pero a menudo lleva sus prejuicios y preferencias entre líneas.

"La organización quiere ganar. Tomlin quiere ganar. Ben quiere ganar, pero Ben quiere ganar a su manera, y eso es difícil de jugar. Ben ganó un Super Bowl, pero ganó cuando era más joven. Ahora está en esta etapa en la que intenta controlar todo, y (el equipo) lo deja hacerlo", indicó.


Bell agregó: "Entonces, si estoy enojado con un jugador y no le estoy lanzando la pelota, si no estoy lanzando la pelota a AB y le estoy dando a JuJu (Smith-Schuster) todo el brillo o a Jesse (James) o Vance (McDonald) o quienquiera que sea, y sabes que conscientemente estás volviendo loco a tu otro receptor, pero no te importa, es difícil ganar de esa manera", remató.

Está claro que la administración le ha dado a Roethlisberger el poder de dirigir a los Steelers en la forma en que él los ve, una autonomía ganada por el futuro miembro del Salón de la Fama. Tal vez ese poder llevó a la ruptura de los trillizos principales en toda la NFL.

Más contenido de tu interés