null: nullpx
NFL

Estos son los jugadores mexicanos que han llegado a la NFL

Tras el anuncio del arribo de Isaac Alarcón a los Cowboys, echamos un vistazo a otros como él.
27 Abr 2020 – 06:11 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Luego de la positiva noticia de la integración del tacle ofensivo mexicano Isaac Alarcón al roster de los Dallas Cowboys, es oportuno hacer un recuento de aquellos jugadores nacidos en territorio nacional que han sido capaces de engrosar las filas de la National Football League en representación de la bandera tricolor.

El primer mexicano que se tiene registrado como miembro de la NFL es Tom Fears (aunque el nombre no suene muy mexicano). El receptor nació en Guadalajara, jugó para UCLA y fue reclutado en el Draft por Los Angeles Rams en 1948 para los cuales jugó nueve temporadas. Su padre era estadounidense y su madre mexicana. En 1950 fue elegido al Pro Bowl y elegido también el mejor en su posición ese año (All Pro). En 1970 fue elegido al Salón de la Fama.

Por coincidencia, la posición que más han desempeñado los mexicanos en la NFL ha sido la de pateador de lugar, con varios buenos exponentes. Uno de los primeros en llegar a la liga fue Efrén Herrera, también nacido en Guadalajara, quien jugó para varios equipos aunque fue con los Dallas Cowboys con el que más se destacó, incluso coronándose en el Super Bowl XII, en el que los de la estrella solitaria derrotaron a los Minnesota Vikings.

Aunque breve, pero con constancia de haber llegado, otro pateador mexicano fue Frank Corral, de Delicias, Chihuahua, quien fue reclutado en el Draft de 1978, en la tercera ronda, por Los Angeles Rams, equipo con que jugó de 1978 a 1981, e incluso en su año de novato fue elegido para disputar el Pro Bowl. Terminaría su carrera en la extinta USFL.

Imposible no referirse a la dinastía Zendejas, una familia que mandó en paquete varios pateadores a la NFL. El más destacado de todos ellos sin duda fue Tony Zendejas, nacido en Curimeo, Michoacán, quien de 1984 a 1995 permaneció en la liga con varios equipos, como los Redskins, Oilers, Rams, Falcons y 49ers.

Sus primos, Joaquín, Luis y Max, todos ellos hermanos, tuvieron su oportunidad en la NFL También. En el caso del primero, en 1983 participó apenas en dos encuentros para los New England Patriots. Max llegó a la NFL en 1986 reclutado por los Cowboys, aunque debutó con los Redskins y se enfundó también en el jersey de Green Bay. Y, finalmente, Luis el otro hermano, estuvo con los Cowboys en 1987 y 1989, y con los Eagles en 1988.

Otro digno representante fue Rafael Septién, nacido en la Ciudad de México, quien de 1977 a 1989 jugó en la NFL con varios equipos. Fue reclutado por los New Orleans Saints en el Draft de 1977, pero canjeado a los Rams ese mismo año, sin embargo, sus mejores años los vivió con los Cowboys, pues de 1978 a 1986 pateó goles de campo para los de la estrella solitaria, incluso en 1981 llegando al Pro Bowl.

Uno de los mejores exponentes mexicanos en la NFL sin duda es Raúl Allegre, pateador nacido en Torreón, Coahuila, quien fue tomado en el Draft de 1983 por los Dallas Cowboys pero cambiado a los Indianapolis Colts, equipo en el que jugó de 1983 a 1985, para luego ser cambiado de manera fortuita al equipo con el que vivió sus mejores épocas, los New York Giants, club con el que se desempeñó de 1986 a 1991 y con el que ganó dos Super Bowls (XXI y XXV). Se retiró tras una breve estancia en 1991 con los New York Jets.

Como una mención honorífica, podemos mencionar a dos receptores abiertos que aunque sí jugaron partidos oficiales en la extinta NFL Europa, el caso de Marco Martos y Carlos Rosado, ambos nacidos en Ciudad de México, pero solo alcanzaron a disputar encuentros de pretemporada. En el caso del primero, con los Broncos, Bears y Panthers (1997, 1998 y 2003), y del segundo, con los Jets en 2003.

Las aportaciones también se han dado desde la línea ofensiva, aunque con el mismo talante de Martos y Rosado.Los regiomontanos Rolando Cantú y Ramiro Pruneda. Pese a que Cantú estuvo involucrado de 2004 a 2006 con los Arizona Cardinals, únicamente pudo disputar un solo juego, en la campaña de 2005 ante los Colts, y eso fue todo. En el caso de Pruneda, nunca recibió realmente la oportunidad pese a ser llamado por los Kansas City Chiefs y luego por los Philadelphia Eagles.

Un caso similar es el del liniero defensivo de Ciudad Victoria, Tamaulipas, Salomón Solano, quien tuvo la oportunidad de involucrarse en 2007 con los Detroit Lions y en 2008 con los Baltimore Ravens, pero tampoco recibió las oportunidades que esperaba y el sueño de la NFL se limitó a estar con el escuadrón de prácticas.

Ahora es turno del tacle ofensivo Isaac Alarcón de escribir una nueva historia ahora que los Dallas Cowboys, una franqucia que históricamente le ha abierto la puerta a los mexicanos, le ha dejado entrar a una organización con enorme historia.


Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés