null: nullpx
Dallas Cowboys

Dallas aplastó 35-10 a Cleveland con otra exhibición de Dak y Zeke

Los Cowboys dominaron de principio a fin con partidazo de Prescott, Elliott y Jason Witten en casa de los Browns.
6 Nov 2016 – 4:25 PM EST

CLEVELAND - Los Dallas Cowboys consiguieron su séptima victoria consecutiva con otro juego magistral de su dupla de novatos que deshicieron muy rápido a los Browns en el FirstEnergy Stadium.

Dak Prescott volvió a tener una tarde brillante en los controles de los Vaqueros que aplastaron 35-10 a Cleveland a domicilio gracias a tres pases de anotación del quarterback que sigue ilusionando a la Cowboys Nation.


Prescott completó 21 de 27 pases, logró 247 yardas por aire, 20 más por tierra y tres touchdowns con diferentes receptores sin recurrir esta tarde a Dez Bryant pero recuperando a baluartes como Cole Beasley y Jason Witten.


El ala cerrada futuro Salón de la Fama logró ocho recepciones para 134 yardas y un touchdown. Fue una tarde de ensueño para Witten que tuvo su inicio 155 en fila para imponer un nuevo récord en la franquicia, empató a Shannon Sharpe como el cuarto TE con más anotaciones y por primera vez en 40 partidos rebasó otra vez la centena de yardas.


Por su parte Ezekiel Elliott también fue una amenaza y, aunque no pudo rebasar la barrera de las cien yardas quedándose en 92, regresó a la zona de anotación en par de ocasiones luego de dos partidos sin touchdown.

Cleveland arrancó bien su primera ofensiva comandada por Cody Kessler -acabó con 203 yardas y 1 TD- pero se tuvo que conformar con un gol de campo, luego falló un segundo y solo pudo hacer más decoroso el marcador con la anotación de Terrelle Pryor antes del medio tiempo.


En la segunda mitad Dallas se dedicó a correr la pelota entre Zeke y Alfred Morris (56 yardas) y entre ambos acumularon 35 acarreros para consumir el reloj en un partido que los Cowboys dominaron de principio a fin sin riesgo de perderlo en ningún momento.

Gavin Escobar atrapó un pase de dos yardas tras un excelente engaño en play action de Prescott en el tercer cuarto y el QB #4 cerró el juego descansando en la banca para que Mark Sanchez tuviera sus primeros momentos con el uniforme de los Vaqueros y pusiera rodilla al piso para amarrar la victoria de Dallas (7-1) ante los débiles Browns (0-9).

Más contenido de tu interés