null: nullpx
Automovilismo

Fernando Alonso apunta a una 'Triple Corona' que en realidad es 'Cuádruple'

Ya ganó el Gran Premio de Mónaco, las 24 Horas de Le Mans, las 24 Horas de Daytona y ahora va por las 500 millas de Indianápolis.
5 May 2019 – 03:59 PM EDT

El español Fernando Alonso, que este sábado ganó, junto al suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, las Seis Horas de Spa-Francorchamps a bordo del Toyota TS050 Hybrid número 8, ya apunta a su gran objetivo del año, las 5 00 Millas de Indianápolis.

Un triunfo en la mítica 'Brickyard' de Indiana, en la que rodará con un McLaren-Chevrolet, le haría acreedor -tras haber ganado (dos veces) el Gran Premio de Mónaco de F1 y las 24 Horas de Le Mans- a la 'Triple Corona'; gesta sólo lograda hasta la fecha por el inglés Graham Hill, fallecido en 1975, en accidente de avioneta, a los 46 años. Sin embargo, ese galardón es, en realidad, cuádruple; al haberse anotado también, en enero, las 24 Horas de Daytona.

A Alonso le bastaría ser séptimo en la última prueba de la 'Súper-temporada' 2018-19, las 24 Horas de Le Mans, para entrar en el historial del WEC.

Un campeonato en el que, con las cuatro victorias logradas este curso, el doble campeón mundial asturiano de F1 y sus colegas aseguraron en la pista de las Ardenas -uno de los 'monumentos' del automovilismo europeo-, el título de constructores.

Después de imponerse, con un Cadillac del equipo Wayne Taylor Racing, en Daytona -una carrera que pertenece a otro campeonato, el IMSA-, Alonso entró en el exclusivo club de los que han ganado las dos grandes pruebas de 24 horas del mundo: la europea y la americana.

Y antes de ganar en Spa, el genio astur también sumó otro triunfo, en marzo, en las 1,000 Millas de Sebring. Motivo que le llevó el "2019 está siendo un año perfecto" para él, con registro de victorias en las tres pruebas disputadas.

Tras descansar unos días, volará a Indianápolis, donde se centrará en perfilar su preparación para las 500 Millas, el próximo 26 de mayo, en busca de esa 'Triple Corona' que, por lo antes reseñado, se puede considerar 'Cuádruple'.

Después, en su afán por convertirse "en el piloto más completo del mundo" -del que dejó constancia este fin de semana, en uno de sus encuentros con los medios en Spa-, intentará, en Le Mans, seguir ampliando su extensa colección de trofeos que incluyen, entre otros, los dos Mundiales y las 32 victorias que celebró, a lo largo de toda su historia en la Fórmula Uno. La categoría reina: que abandonó después de 2018, sin cerrar del todo la puerta.

A sabiendas que no disputará la próxima edición del WEC, algo que anunció el pasado miércoles, Alonso valorará, después de Le Mans, cómo afrontará su futuro deportivo. Y si decide o no embarcarse en la no poco arriesgada aventura de disputar el Rally Dakar, que a partir del año próximo tendrá lugar en Arabia Saudí.

RELACIONADOS:Automovilismo

Más contenido de tu interés