null: nullpx
Beisbol

Coronavirus mantiene a equipo coreano de beisbol en Florida

El equipo más exitoso del beisbol coreano se quedará más tiempo de lo esperado en Fort Myers.
5 Mar 2020 – 06:16 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Tigres de Corea del Sur. Crédito: Cortesía

Los Tigres de Corea del Sur llegaron la semana pasada a Estados Unidos, para un entrenamiento de primavera en Fort Myers, Florida, pero nunca imaginaron que estarían más tiemo de lo presupuestado.

Todos los jugadores del equipo llegaron a suelo estadounidense en un rango saludable. La prueba fue estrictamente preventiva, nadie parecía enfermo, pero en medio de la pandemia mundial de coronavirus, no se les puede culpar por querer estar seguros.

Los Tigres, con sede en Gwangju, Corea del Sur, son el equipo más exitoso en la historia del beisbol profesional coreano, con 11 campeonatos. En julio pasado, hicieron planes para pasar los entrenamientos de primavera en Fort Myers, Florida. Pero ahora que el coronavirus se ha establecido en casa, están atrapados en Estados Unidos.

“Es una situación difícil", dijo el manager de los Tigres, Matt Williams, quien esquivó a los Washington Nationals durante dos años y pasó las últimas dos temporadas como entrenador de banca para los Oakland Athletics.

Originalmente, el itinerario requería que el equipo llegara el 30 de enero y comenzara a entrenar en Terry Park, antiguo hogar de entrenamiento de primavera de los Philadelphia Athletics, los Indians, los Pirates y los Royals.

Los Tigers practicarían durante tres semanas y luego organizarían 15 juegos contra equipos compuestos por jugadores de ligas independientes. Regresarían a casa el 6 de marzo.

Pero el coronavirus, la enfermedad que ha afectado más a Corea que a cualquier otro país que no sea China. Al menos 5 mil personas han sido infectadas y 32 han muerto. Los jugadores se apresuran a señalar que Corea ha sido exhaustiva en las pruebas de COVID-19 a sus ciudadanos, por lo que, aunque el número de pacientes parece alto, la proporción de personas infectadas con respecto a las personas evaluadas es realmente comparable con la de otros países.

Mientras tanto, los Tigres están tratando de disfrutar el viaje. La mayoría de los jugadores nunca antes habían estado en Estados Unidos, y muchos de ellos hablan poco o nada de inglés, por lo que cada salida es una aventura.

También están ansiosos por sus familias. Algunos, como Yang, tienen niños pequeños y tratan de llamar y chatear por video diariamente. Todos tienen padres y nadie en el equipo tiene un familiar que haya reportado síntomas de COVID-19 todavía, pero todos se sienten impotentes y preocupados desde lejos.

Loading
Cargando galería


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés