null: nullpx
Liverpool

Guardiola ante el Liverpool usó una formación común y perdió por errores comunes

El tempranero 1-0 resultó de un servicio de Lallana frente a los pasivos Zabaleta y Sterling y que el holandés Wijnaldum cabeceó implacablemente.
31 Dic 2016 – 02:30 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Klopp tomó revancha de Pep por los tiempos de la Bundesliga. Crédito: Matthew Ashton (Getty Images).

Josep Guardiola arribó a la Premier para desafiarse a sí mismo y a sus estrategias en una liga donde la competencia está más equilibrada. A los descalabros frente a Tottenham y a Chelsea ahora hay que sumar el propinado por la escuadra de Jürgen Klopp en ese feudo sagrado bautizado como Anfield Road.

Imparables y electrizantes, los chicos del Liverpool Football Club exhibieron en los primeros compases del encuentro las tácticas quizás algo conservadoras de los visitantes de Manchester. Dos líneas de cuatro más David Silva y Sergio "Kun" Agüero que de nada sirvieron para evitar el primer y único gol de la contienda.

Visto desde la pizarra, nada podía fallar; pero visto sobre el césped, todo fue lo que falló. El argentino Pablo Zabaleta y el ex Liverpool Raheem Sterling hicieron el "dos contra uno" en defensa el cual fue deshecho simplemente por el extremo Adam Lallana. Su servicio desde el costado izquierdo Red fue rematado por Giorgino Wijnaldum para batir a Claudio Bravo.

Aunque parezca otro más de tantos clichés que hay en el fútbol, el Liverpool-ManCity fue la historia de un equipo de futbolistas convencidos contra otro cuyos jugadores no lo estaban para nada. Tan seguro estaba Pep que en lo teórico no radicaba el error que su primer cambio llegó hasta el minuto 85 con la entrada de Jesús Navas.

Loading
Cargando galería

Al pasar de los minutos el Liverpool se transformó en un ejército atrincherado en su terreno a fin de obligar al adversario a abrirse y a bajar la guardia. Lallana y Firmino atraparon al City en la salida una vez, pero un pase tardío malogró la gran ocasión por fuera de juego. No importa, ya surgirán otras, seguramente pensó Klopp sin modificar su estrategia.

La victoria pone al club que "Nunca Caminará Solo" con 43 unidades por las 49 del líder Chelsea que más temprano superó al Stoke City en su enésimo triunfo consecutivo. El City se rezaga y aumentará la presión para fichar ahora mismo. Aunque quizá Pep deba escuchar el consejo de Klopp: "en estas épocas el dinero no es lo importante".

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Liverpool

Más contenido de tu interés