null: nullpx

'Wazza' está aquí: ¿Qué significa la llegada de Wayne Rooney para D.C. United?

El mítico delantero inglés puede ser la piedra de toque para que el histórico club pueda revivir sus mejores momentos.
28 Jun 2018 – 1:38 PM EDT

Terminó el momento de las especulaciones. Comienza la etapa de las realidades. De que las sensaciones se transformen en realidades. Wayne Rooney llega a la MLS para jugar en D.C. United, el club que hace una apuesta fuerte por el inglés para relanzar su realidad más reciente. Con nuevo estadio y nuevo jugador-símbolo, el DCU entra en una nueva etapa, en la que el inglés está llamado a tener mucho para decir y determinar.

A continuación, cuatro cuestiones a tener en cuenta, vinculadas con el desembarco del delantero inglés en la franquicia de la MLS:

Wayne Rooney no llega a una 'liga de retiro'

Hace tiempo que la MLS ha dejado de ser una 'liga de retiro'. Quien lo siga afirmando, evidentemente, no sigue de cerca a la liga norteamericana. Más que en cualquier otra etapa anterior, la Major League Soccer es un torneo en el que se impone la juventud, en especial la que muestran las figuras latinoamericanas que -en buena parte- dominan la escena.


Hoy la MLS es el hogar de jóvenes futbolistas, apreciados y codiciados en algunos de los principales mercados del fútbol internacional. Aquí juegan talentos como Miguel Almirón, Diego Rossi, Alberth Elis, 'Kaku' Romero Gamarra, Jesús Medina o Ezequiel Barco, por mencionar algunos de los nombres de mayor impacto. Por supuesto, a la liga han llegado recientemente figuras globales, como Zlatan Ibrahimovic o el caso que hoy nos ocupa -Wayne Rooney- pero, sin dudas, la MLS va a toda velocidad hacia un nuevo estado, donde la presencia de destacados jugadores jóvenes, internacionales y norteamericanos, sea la norma.

Rooney llega a la primera división de Estados Unidos con 32 años, la misma edad que tenían al poner pie en Norteamérica jugadores indiscutibles como David Beckham, Thierry Henry, Robbie Keane y David Villa (uno de los más prolíficos goleadores de la MLS desde 2015 en adelante). La edad no fue un problema para ninguno de los cuatro predecesores de 'Wazza'.

El 'Wonder Boy' no está acabado

De acuerdo, Rooney ya no es el delantero portentoso que dominó la escena a inicios de esta década. Pero tampoco lo sería en cualquier otra liga del mundo. Pero es un atacante que viene de marcar 10 goles en la Premier League, en una temporada en la que jugó en varias posiciones de ataque, además de haberse estrenado como integrante de la línea de volantes del Everton.


D.C. United -el nuevo equipo de Rooney- está en la última posición de la Conferencia Este. Deportivamente hablando, el equipo de la capital de Estados Unidos necesita muchas cosas, pero en especial goles. Y el recién llegado -como referencia de punta, o jugando en combinación con Patrick Mullins, Darren Mattocks o algún otro atacante que pueda llegar en las próximas semanas- puede generar mucho dentro de la cancha para su nuevo club.

Además, Rooney está en forma: el delantero fue titular en 27 partidos de la temporada del fútbol inglés que terminó antes del inicio de la Copa del Mundo.

Rooney costó una fortuna

Probablemente sea cierto. Si las versiones que circulan alrededor de la llegada del inglés son correctas, no quedan dudas de que el club estadounidense desembolsó una importantísima cantidad de dinero. Mucho más que en cualquier otro momento de la historia del equipo.


Pero la historia hoy ya no sirve como parámetro. La Major League Soccer está en una etapa de expansión inédita. Y para estar a la altura de los rivales -y en la Conferencia Este hay equipos muy poderosos en lo económico- es necesario invertir en grande. D.C. United atraviesa por una fase de crecimiento con la contratación de Rooney y la construcción del Audi Field, el estadio que se estrenará en pocos días. Pero, aún así, el club de la Costa Este está lejos de los niveles que muestran pares como Toronto FC, Orlando City SC, New York City FC, por ejemplo.

Por eso, el plan de rearmado de un histórico como D.C. United no debería detenerse con el arribo de Rooney. Si el club 'Negro-y-Rojo' se mete de lleno en la tendencia que domina en casi todos los equipos relevantes de la liga, deberíamos esperar más próxima que tardía de nuevos jugadores internacionales.

Visibilidad, divino tesoro

Con Wayne Rooney en la ciudad, D.C. United vuelve a pisar territorio en el que hace bastante tiempo no transitaba: el del interés mediático. Habrá 'gossip' alrededor del jugador inglés, de manera permanente. Pero el efecto de la visibilidad es fugaz. La presencia de una megaestrella como la de 'Wazza' debería complementarse con la llegada de resultados positivos. Washington D.C. es una ciudad internacional, donde viven muchos extranjeros. Un buen número de ellos se acercará al Audi Field para ver en carne y hueso al inglés en sus primeras presentaciones, seguro.


Rooney llega al DCU con un alto precio. Real, y no figurado. El equipo quiere salir del fondo de la tabla en más de un sentido. Si el nuevo número nueve contribuye de manera sustancial, llegarán las victorias que el club necesita como el agua. Si todo eso ocurre, la 'aventura Rooney' habrá valido la pena.


RELACIONADOS:MLSD.C. United

Más contenido de tu interés