null: nullpx

“¿Tú vas a correr de regreso?”, la charla entre Wayne Rooney y Luciano Acosta que derivó en épico triunfo

El delantero británico y el enganche argentino revelaron a detalle cómo se gestó el inolvidable momento mágico del D.C. United en el minuto 96.
13 Ago 2018 – 12:20 PM EDT

El momento más épico del D.C. United en la última década, se dio con una barrida salvadora de Wayne Rooney quien prosiguió a meter un pase de gol sobre el minuto 90, lo cual fue posible ya que instantes antes, el delantero británico tuvo una conversación con Luciano Acosta.

Ya sobre el quinto minuto del tiempo agregado, el cuadro capitalino fue a buscar el gol de la victoria en un tiro de esquina en el cual hasta el arquero David Ousted se sumó al ataque. Los dos jugadores distintos de las Águilas Negras sabían que uno de ellos debía evacuar la zona para servir como último hombre en defensa en caso de un contragolpe.

“Le dije a Rooney, ‘yo me voy, y tú te quedas aquí’”, reveló Acosta. “Y Wayne me contestó ‘No, no, tú te quedas y yo regreso’, y lo mire como diciendo, ‘¿Tú vas a correr de regreso?’”


Eso fue exactamente lo que sucedió. El resultado fue el tercer y definitivo tanto de Acosta, un improbable gol del triunfo del United ante Orlando City el domingo por la noche.

“Obviamente visualizo el gol antes que todos”, dijo Acosta sobre su compañero.

Del tiro de esquina en cuestión, Orlando rechazó un cabezazo casi en la línea de gol hacia la banda izquierda casi hasta medio campo donde se encontraba Will Johnson.

Ousted, quien había subido por instrucciones del técnico Ben Olsen, intentaba desesperadamente regresar para evitar un gol en contra ante la desguarnecida portería, mientras que Rooney regresaba a toda velocidad para cortar el ángulo de Johnson y rezaba para que no disparara aún.


“Esperaba que hiciera una recepción/conducción primero (en lugar de pegarle de primera)”, y afortunadamente lo hizo”, dijo Rooney. “Y pude llegarle con la barrida”.

El director técnico de Orlando City, James O’Connor defendió a Johnson:

“Para ser justos con Will Johnson, trabajo muy duro todo el partido…creo que no se percató de donde estaba. Creo que no vio que no había arquero en el arco y que Stefano Pinho se encontraba abierto en la banda contraria. Tienes que darle mucho crédito a Wayne Rooney por el sprint que se aventó para regresar”.

Todavía había mucho por hacer tras la recuperación del balón. Rooney lo tomó frente al área técnica de Olsen, condujo varios metros hacia el espacio libre por la banda derecha y metió un largo servicio en diagonal hacia los linderos del área chica a segundo poste.

Ahí llegaba Acosta, con su 1.60 de estatura (el jugador más bajito en la cancha), marcado por Chris Muller quien mide aproximadamente 6 pulgadas más que el argentino. Acosta llegó con la inercia y de frente para ganar la posición y vencer en el salto a un Muller que venía retrocediendo, y con ello pudo meter un cabezazo bombeado que techo al arquero de los Leones, Joe Bendik.


Acosta festejó el gol con todo, subiéndose a la grada para celebrarlo con los aficionados detrás del arco, y varios de sus compañeros lo siguieron hasta ahí para gritar el primer hat-trick en la MLS del ‘10’ del cuadro capitalino. En lo que bien podría resultar en un punto de inflexión para que el United consiga enracharse y meterse a los Playoffs en la recta final de la temporada regular.

“Ver a un jugador como Wayne hacer el esfuerzo de regresar, barrerse, poner todo el empeño, nos motiva a todos”, dijo Acosta. “Nos dio ese empujón extra que necesitábamos”.

A más de 30 metros de distancia, Rooney levantaba sus pulgares y luego se tomaba las rodillas mientras se daba un tiempo para tomar aire. El VAR checó si había posición adelantada, pero al final, el gol fue valido.

“Fue extraño”, dijo Rooney. “Pasamos de perder el encuentro, a ganarlo en básicamente un espacio de cinco segundos. Pero es fantástico. Son los mejores partidos de fútbol para ganar”.

RELACIONADOS:MLSD.C. UnitedD.C. United | MLS | 2018

Más contenido de tu interés