null: nullpx

Raúl Ruidíaz se encargó de darle la victoria a Seattle en el Clásico de Cascadia

Sounders le dio un duro golpe a domicilio a su máximo rival, Portland Timbers; la remontada que intentó encabezar Diego Valeri no fue suficiente.
24 Ago 2019 – 12:22 AM EDT

Seattle Sounders tomó revancha de la derrota que sufrió en casa durante la primera vuelta de la temporada a manos de su archirrival.

El conjunto Esmeralda se plantó en Portland y superó por 2-1 a los Timbers con una asistencia “sin querer, queriendo” y anotación del peruano Raúl Ruidíaz.

Si bien el ‘9’ de Seattle participó directamente en ambas anotaciones, la clave de esos goles fueron los desbordes de Jordán Morris por izquierda. El extremo estadunidense se apoderó de la banda y metió dos venenosos servicios que eventualmente terminaron con el balón en la red.

El primero de ellos eliminó al arquero de Portland de la jugada y le dio la posibilidad a Ruidíaz y Cristian Roldan de ganarle la contienda por el esférico a escasos centímetros del arco a los defensores de Timbers. Fue Roldan quien finalmente la empujo a la red tras un rebote en Ruidíaz.


El segundo fue una diagonal retrasada tras llegar a línea de fondo, que de primera definió el goleador peruano de los Sounders. Un tanto madrugador en el inicio de la parte complementaria.

La cómoda ventaja de dos anotaciones les duro muy poco a los visitantes. Diego Valeri, en un cobro de tiro libre que contó con un fortuito desvío, recortó la distancia faltando más de media hora de partido.


Y en un abrir y cerrar de ojos tras el gol de Valeri, Cristhian Paredes tuvo el empate de cabeza, pero remató desviado. Sin embargo, las chances de empatar de ahí en adelante, con más de media hora por jugarse, escasearon.

La más clara fue en el sexto minuto agregado, pero el remate de cabeza en el área chica de Sebastián Blanco se fue por encima del travesaño.


Los tres puntos elevan a los Sounders hasta el subliderato de la Conferencia Oeste. Portland sigue dentro de los puestos de clasificación pendiendo de un hilo y a espera de que Dallas no saque puntos este fin de semana en el Derby Texano.

Más contenido de tu interés