null: nullpx

Orlando City vs Atlanta United, un duelo que busca establecerse como el Clásico del Sur en la MLS

Ambos clubes le han dado nueva vida al fútbol en una zona por años desértica, ahora los dos quieren la supremacía sureña, pero ¿la rivalidad alcanza para Clásico?
21 Ago 2018 – 4:14 PM EDT

Cada clásico se va formando con sus propias particularidades orgánicas en la MLS como en cualquier rincón del planeta. Los síntomas de una rivalidad con tintes de clásico, que comenzó a brotar el año pasado y que se puede sentir en el aire, es ya perceptible en un rincón de los Estados Unidos que por años estuvo en un letargo futbolístico.

El fútbol de la MLS, del máximo nivel de Norteamérica, regresó al sureste apenas hace tres años, y con una fuerza tal, que Orlando City a partir del 2015 y Atlanta United en 2017, trajeron consigo una ola de la cultura futbolística del sur que al parecer era un gigante dormido.


El sur le dio vida a dos clubes que de inmediato fueron arropados por los fanáticos, que a su vez le dieron identidad y arraigo en sus comunidades, ciudades y estados.

El fenómeno sureño llegó con sus propias raíces y costumbres, como lo es en otras zonas como la de Cascadia, California, Texas, Las Montañas Rocosas, el Noreste o los derbys en NY y LA. Y trajo consigo el nacimiento de la rivalidad entre Atlanta y Orlando, la supremacía futbolística del Sur no acepto que fuera compartida.

REQUISITOS PARA STATUS DE CLÁSICO

Surgió entonces el debate, ¿es un clásico, qué hace que una rivalidad pueda ser denominada como tal?

Loa argumentos más comunes serían:

1. Historia – En el dado caso de que no haya una amplia historia de partidos entre ellos, tiene que existir por lo menos algún tipo de contexto histórico (aunque sea reciente) para sustentar la rivalidad clásica.

El espectacular cartel que los hinchas de Atlanta United mandaron colocar en la ciudad de Orlando

2. Afición – Las aficiones tienen que estar muy metidas en la rivalidad entre ambas instituciones.

3. Clubes – Los mismos clubes, desde sus dirigentes hasta sus jugadores, entienden que se juega el orgullo en este duelo, que existe un odio deportivo. Que hay más que tres puntos de por medio.

4. Geografía e ideología - No es necesario que sean “vecinos”, pueden estar a miles de kilómetros, y la ideología en estilo de vida tampoco tiene que ser diametralmente opuestas, pero tiene que existir algún vínculo que le dé sentido a esa rivalidad, y que ideológicamente suceda lo mismo.

PUNTOS FAVORABLES

Desde que llegaron a la MLS, Orlando en 2015 y Atlanta en 2017, ambos han gozado con el numeroso y ferviente apoyo de aficionados que se dan cita cada que su equipo juega de local. Las gradas se pintan purpuras en el Centro de la Florida, mientras que en Georgia son rojinegras. Apenas, muy ocasionalmente, se alcanzan a visualizar aficionados que se presentan con otros colores, con camiseta de otro equipo.

La enemistad entre ambas aficiones es evidente

Las dos son aficiones muy pasionales, que expresan su sentir y alardean sobre la “grandeza” de la hinchada de sus respectivos clubes, desde las calles hasta las redes sociales. Incluso, son de las aficiones más odiadas por las fanaticadas de otros clubes, por su percibida “arrogancia”.

Geográficamente no hace falta explicar mucho. Tiene sentido, ya que ambos luchan por la supremacía de la zona que habitan. No hay ningún otro club de la liga a cientos de kilómetros en cualquier dirección. Las “invasiones” de aficionados de un equipo a cancha del otro y viceversa, son comunes por la distancia.

Ideológicamente en estilo de vida son distintos. Y cuanto a club futbolísticamente, tomando como referencia el punto de partida de ambos (ya que hoy Orlando atraviesa por una crisis en la que tendrá que reorganizarse en muchos sentidos), escogieron diferentes caminos.

El tifo de Atlanta “El Rey del Sur”

En esos dos puntos, podemos hablar de puntos a favor de un clásico.

PUNTOS EN CONTRA

Pero si hablamos de historia se complica el tema. Es una rivalidad naciente. No han todavía disputado partidos memorables, épicos que hagan que la rivalidad se agigante. Y en el contexto histórico, tampoco hay mucho de donde escarbarle.

Los integrantes de los clubes aún no se definen sobre si es un clásico, incluso el ‘Tata’ Martino negó que fuera uno el año pasado. Para que esto sea un clásico, desde el dueño hasta el chico recién ingresado en fuerzas básicas, tiene que entender y saber quién es el máximo rival. Esto no sucede culturalmente aún en todos sus niveles en ninguno de los dos clubes.

El tifo de Orlando en la muralla purpura

Por lo cual es una decisión dividida que termina en empate por ahora. Solo el tiempo dirá si a esta rivalidad le alcanzara para ser el Clásico del Sur, pero el simple hecho de que exista el debate, es un indicativo de que esté más cerca de serlo que de no serlo.

RELACIONADOS:MLSAtlanta United FCOrlando City SCOrlando City SC | MLS | 2018Atlanta United FC | MLS | 2018

Más contenido de tu interés