null: nullpx

Harry Kane, como un aficionado más, lo pasó en grande como espectador del Super Bowl

El delantero del Tottenham Hotspur -que en ningún momento se quitó la camiseta de New England Patriots- tuvo la ocasión de conocer a Tom Brady y a otros ídolos del nuevo campeón de la NFL.
4 Feb 2019 – 3:56 PM EST

Como el mayor de los aficionados de la NFL, Harry Kane -estrella de la selección inglesa y del Tottenham Hotspur- lo pasó en grande el domingo por la noche en el Mercedes-Benz Arena, sede del Atlanta United de la MLS y escenario donde el domingo se definió el Super Bowl LIII.

Durante su experiencia en el futurista estadio, Kane -que en ningún momento se sacó la camiseta de New England Patriots, el equipo que se coronaría como campeón, saludó a su compatriota Darren Eales, presidente de Atlanta United FC. Futbolista y dirigente tienen algo en común: uno es el actual máximo ídolo del club londinense; el otro -antes de sumarse a la MLS- trabajó durante años en la directiva de los 'Spurs'.


Kane, quien se recupera de una lesión de tobillo, se dio todos los lujos imaginables para un aficionado de los 'Pats'. Tras el partido se fotografió con el legendario Tom Brady, con el MVP Julian Edelman y hasta con el Trofeo Vince Lombardi.


Tampoco faltó la ocasión para que el astro inglés estrechara la mano de Robert Kraft, quien -además de ser el dueño del nuevo campeón de la NFL- es el propietario de New England Revolution en la MLS.


Sorprendentemente o no, Harry Kane se encontró con muchos admiradores dentro del equipo de los Patriots.


Por último, Kane tuvo la ocasión de encontrarse y dialogar con Kaká, exjugador de la selección de Brasil y de Orlando City.

Más contenido de tu interés